Ultranacionalistas ganan la primera vuelta de las elecciones en Austria

Lunes, 25 Abril, 2016 - 11:00

Norbert Hofer, el candidato del partido ultranacionalista FPÖ, ganó la primera vuelta de las elecciones presidenciales celebradas este domingo en Austria con el 35,3% de los votos, según los últimos datos. Se enfrentará en la segunda vuelta , que se celebra el 22 de mayo, al ecologista Alexander Van der Bellen.

Hofer y Van der Bellen, que lideraban las encuestas, han confirmado con sus resultados el declive de los partidos tradicionales en Austria, una tendencia que parece consolidarse en toda Europa. La novedad en este caso es que por primera vez desde la II Guerra Mundial, las formaciones socialdemócrata (SPÖ) y democristiana (ÖVO) socios de la coalición en el poder desde 2008, pierden la Jefatura del Estado.

Hofer, de 45 años, el candidato más joven de los seis que concurrían a estas elecciones, aparecía en las encuestas por detrás del veterano Van der Bellen, profesor universitario y antiguo líder del partido de Los Verdes. Su inesperada victoria desatará todas las alarmas en la Unión Europea. Considerado como la cara amable del FPÖ, se ha presentado como el "protector de Austria" frente a la ola de refugiados llegados el pasado año al país.

"El Islam no es parte de Austria y si mantenemos nuestra política, en el años 2025 la mitad de los menores de 0 a 12 años de todo el país serán musulmanes", ha dicho Hofer durante un campaña que tuvo como lema "Austria te necesita".

Austria fue uno de los países comunitarios que introdujo restricciones para reducir el flujo migratorio antes del acuerdo de reparto de refugiados logrado en Bruselas, una medida que fue aplaudida por los países de los Balcanes occidentales y criticada por Alemania. De todos los candidatos a la Presidencia, solo el ecologista Van der Bellen rechazaba la decisión adoptada por el Ejecutivo de establecer un número máximo de acogidas por entender que podría incluso violar la Constitución. Austria, con 8,5 millones de habitantes, ha recibido hasta las fecha 100.000 demandantes de asilo y refugio, sobre todo de Siria e Irak.

Además de su declarada islamofobia, Hofer, padre de cuatro hijos fruto de dos matrimonios diferentes, salpica su discurso con afirmaciones no exentas de polémica. Es partidario de la venta de armas por los tiempos de incertidumbre derivados de la llegada de los refugiados, y hasta ha revelado que en ocasiones lleva pistola.

Islamófobos y pro-sionistas

Además de su notoria islamofobia, el Partido de la Libertad destaca por su declarada y creciente postura pro-sionista. El líder del partido, Heinz-Christian Strache, ha estado de visita en Israel este mismo mes de abril respondiendo a una invitación del Likud, el partido del primer ministro Benjamín Netanyahu. La invitación fue cursada en marzo por altos cargos del Likud y ha originado cierta polémica en Israel. El expresidente Shimon Peres se ha negado a recibir al huésped.

Strache confraterniza con las fuerzas de ocupación sionistas

En medios políticos israelíes se señala que Sctrache fue invitado precisamente por su carácter islamófobo. Strache fue un estrecho colaborador y discípulo del ya fallecido Jörg Haider, que durante años dirigió el Partido de la Libertad, que él mismo fundó, y que se caracterizó por su abierto antisemitismo. De hecho, el partido austriaco cuenta con un considerable número de militantes y simpatizantes neonazis.

Strache cumplió con el requisito de visitar el Museo del Holocausto de Jerusalén en un intento de mostrar a los israelíes que su partido ha abandonado las posiciones neonazis, aunque no todo el mundo estuvo satisfecho con su presencia en este país.

La aparente intención de la visita de Strache era la de legitimar políticamente el Partido de la Libertad y borrar su pasado neonazi que a pesar de sus esfuerzos continúa siendo la principal característica de la formación junto con su islamofobia. “Para nosotros es importante actuar contra el antisemitismo y también contra el islamismo radical y discutir en Israel los asuntos que nos interesan a las dos partes”, dijo el martes Strache.

En los últimos meses Strache ha condenado públicamente el antisemitismo y ha dicho que no tiene cabida en su partido. Sin embargo, Strache no ha condenado la islamofobia y ha dirigido campañas para prohibir la inmigración de musulmanes a Austria.

En los últimos años funcionarios del ministerio de Exteriores de Israel han celebrado varias reuniones con dirigentes del Partido de la Libertad con el fin de examinar sus posiciones y determinar las intenciones reales de la formación austriaca.

Katehon