Sáhara: ausencia de representación oficial española en los funerales por Mohamed Abdelaziz

Martes, 7 Junio, 2016 - 13:00

El Gobierno de España, el de Mariano Rajoy (PP) en funciones, ha dado una vez más la espalda a los saharauis y no ha enviado representación alguna a los funerales por el secretario general del Frente Polisario, Mohamed Abdelaziz, que durante 40 años guió los pasos del pueblo al que España abandonó y entregó a Marruecos.

En un escueto comunicado -106 palabras- del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación  el gobierno de España lamentó el fallecimiento de Mohamed Abdelaziz, al que citó como “secretario general y líder histórico del Frente Polisario”, extendiendo  las condolencias “a sus allegados y a los dirigentes y simpatizantes del Frente Polisario”, pero sin referencia a su condición de presidente de la República Saharaui, a la que no reconoce ni da rango diplomático a su representación.

En el segundo párrafo del comunicado se recuerdan  “los vínculos históricos y actuales con la población saharaui”, para pasar a una sucinta declaración oficial, la misma con la que el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, se refiere al conflicto saharaui, evitando cualquier otro pronunciamiento. El gobierno español reitera que defiende “una solución política, justa, duradera y mutuamente aceptable que prevea la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental en el marco de disposiciones conformes con los principios y propósitos de la carta de Naciones Unidas”.

La ausencia de una  representación oficial del gobierno español en los campamentos de refugiados de Tinduf fue duramente criticada por el presidente de la Coordinadora Estatal de organizaciones solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara), José Taboda, que calificó de  “vergonzosa”.

En declaraciones al enviado especial de la Agencia Efe a los funerales, Javier Martín,  Taboada resaltó la contradicción que supone que mientras hay miles de españoles preocupados por la muerte de Mohamed Abdelaziz no hubiese acudido ningún representante del gobierno “a expresar su solidaridad con este pueblo que está sufriendo” y denunció “la contradicción que supone que se preocupe de Venezuela y dé dar la nacionalidad a venezolanos mientras se la niega a saharauis que fueron españoles”.

Días antes, en Oslo, la activista saharaui de Derechos Humanos Aminetu Haidar lo dijo sin rodeos: “Los gobierno de España siempre están en el lado contrario al pueblo saharaui”.  Señaló que en España  cuentan con “un apoyo enorme a nivel popular”, “pero esto no tiene nada que ver con la postura oficial de la Moncloa”.

Además de arremeter contra Francia y Marruecos  por bloquear  la autodeterminación del Sáhara Occidental, criticó a España por no tomar un papel activo a favor de la independencia de su antigua colonia y no asumir “su responsabilidad hacia un pueblo que abandonó a su suerte y dejó en manos de los marroquíes"

Haidar, la figura más internacional del mundo saharaui, acudió a los funerales por el líder del Frente Polisario, siendo  la primera vez que ha entrado en los campamentos de refugiados, donde es admirada y considerada una heroína.

Mientras el gobierno de España procura no hacer nada que pueda molestar a Marruecos, en la antigua colonia española se siguen produciendo violaciones de los Derechos Humanos, como refleja la siguiente relación de hechos ocurridos en  mayo de 2016 en los territorios del Sáhara Occidental bajo ocupación marroquí y ciudades del sur de Marruecos con amplia población saharaui, según datos de organizaciones civiles y medios de información saharauis, tanto oficiales como independientes:

Leer: Mayo Saharaui

El Espía Digital - Alfonso Lafarga