Rusia se aleja de Occidente y refuerza lazos con países asiáticos

Jueves, 3 Noviembre, 2016 - 11:00

El Foro Internacional Rusia-Asia que tiene lugar en Moscú, ha creado nuevas expectativas de negocios entre el país más grande del mundo y la región asiática.

En Moscú se celebra el Foro Internacional Rusia-Asia, que tiene como principal objetivo mantener consultas sobre la salida de las empresas a los mercados asiáticos, la expansión del comercio, la mejora de los vínculos de producción y logística, la búsqueda de proveedores e inversores, así como la firma de contratos económicos.

Gracias a este evento la Ruta de la Seda consigue un nuevo aliento una vez que está entrando en una etapa de puesta en marcha activa.

Todo ello, a pesar de que la idea no gusta a los EE.UU., menos aún cuando China trata de deshacerse de la dependencia en las rutas de transporte marítimo controladas por Washington. Esta ambiciosa estrategia china goza de una sólida financiación que prevé el desarrollo de la región y además prevé la consolidación del yuan chino, sin descartar los beneficios a los países implicados como Rusia.

Con las rutas terrestres y marítimas de la Ruta de la Seda, el avance del comercio será un hecho, por lo que en el Foro Internacional Rusia-Asia ya se habla de planes económicos y financiaciones de proyectos para aumentar la cooperación comercial.

Asia se está convirtiendo rápidamente en una alternativa para Rusia que poco a poco pone fin a la dependencia de los mercados europeos.

Los países del este y sudeste de Asia son mercados que registran últimamente un fuerte crecimiento en el consumo de los bienes que exporta Rusia, incluidos los hidrocarburos, metales, productos químicos y alimentos.

Rusia y China firmarán acuerdos estratégicos en San Petersburgo

Como muestra de esta nueva tendencia, Rusia y China firmarán un paquete de acuerdos estratégicos para sus relaciones bilaterales durante el encuentro de los jefe de Gobiernos del próximo lunes, en San Petersburgo, según informó hoy una fuente oficial.

Durante la reunión del primer ministro ruso, Dmitri Medvedev, y su similar chino Li Keqiang, se firmarán grandes proyectos que conforman la base de la cooperación entre ambas naciones, adelantó el viceprimer ministro Dmitri Rogozin.

El encuentro abordará prioridades de los nexos comerciales y la colaboración entre ambas naciones como la esfera espacial, de cohetes y en la industria atómica, entre otras esferas, señaló Rogozin.

Consideró el vicejefe del Gobierno que muchos de esos temas fueron analizados en conversaciones bilaterales durante la reciente cumbre en la India del Grupo Brics, que además del país anfitrión incluye a Brasil, Rusia, China y Sudáfrica.

Moscú y Pekín se ayudan mutuamente en el mantenimiento de la soberanía e integridad territorial, subrayó Rogozin.

Las conversaciones en la llamada capital norteña rusa se producen cuando en 2016 se cumplen 20 años de la firma del Tratado de Buena Vecindad y Cooperación entre los dos países, convertido en la plataforma del relanzamientos de los vínculos entre Moscú y Pekín.