Polisario: si Marruecos desmantela la misión de la ONU significará la guerra

Miércoles, 27 Abril, 2016 - 09:00

Si Marruecos consigue desmantelar la Misión de las Naciones Unidas para el  Sáhara Occidental significará automáticamente el retorno a la guerra, por lo que el Frente POLISARIO, el movimiento que lucha por la independencia de la excolonia española, exige al Consejo de Seguridad que no se deje chantajear y cumpla con el cometido para el que fue creada la MINURSO: la realización del referéndum de autodeterminación.

Este es el mensaje que el dirigente del Polisario Bachir Mustafa Sayed, ministro Consejero de la Presidencia de la Republica Saharaui, ha trasmitido en Madrid a los partidos políticos, y ha expuesto en varios foros, como en unas jornadas en la Universidad Autónoma de Madrid y ante informadores  españoles y corresponsables internacionales en un acto organizado por el Club Internacional de Prensa.

Bachir Mustafa Sayed, que ha ocupado diversos cargos de responsabilidad en el Gobierno saharaui y fue el principal negociador con Marruecos y la ONU en los años ochenta, en plena guerra con los marroquíes, es hermano de El Uali, el líder histórico y fundador del Frente POLISARIO, que falleció el 9 de junio de 1976 por heridas de metralla tras atacar Nuakchot, la capital de Mauritania.

El dirigente saharaui se encuentra de gira por en Europa como enviado especial del presidente de la RASD, Mohamed Abdelaziz, para exponer las posibles consecuencias de la resolución que tome el Consejo de Seguridad el 28 de abril sobre la prórroga del mandato de la Misión de las Naciones Unidas, establecida en el Sáhara Occidental en 1991 para vigilar el alto el fuego entre el Frente POLISARIO y Marruecos  y preparar la celebración de un referéndum en el que el pueblo saharaui debía decidir entre la independencia y la integración con Marruecos.

La decisión que debate el Consejo de Seguridad está marcada por la campaña llevada a cabo por Marruecos contra el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, por utilizar el término “ocupación“ para referirse al Sáhara Occidental en el viaje que realizó a la región en marzo y que el régimen marroquí utilizó como argumento para expulsar al personal civil de la MINURSO, sin el que el cometido de esta misión no es viable  según ha puesto de manifiesto en su informe el máximo responsable de la ONU.

¿Qué pretender Marruecos con esta actitud?, se ha preguntado Bachir Mustafa Sayed y ha recordado que Ban Ki-moon nunca dijo nada que pudiera molestar al ocupante marroquí  a lo largo de sus dos mandatos y que sus informes fueron todos del mismo tono, solo variaba la fecha.

Maniobra calculada de Marruecos

Ha dicho que Ban nunca visitó la zona donde está la misión de las NNUU -la única que no tiene entre sus cometidos la vigilancia de los Derechos Humanos, lo que piden los saharauis-, que debía tener un problema de conciencia y estar preocupado por su currículum antes de despedirse (su mandato finaliza este año), por lo que decidió visitar una misión olvidada para dejar constancia de que ha estado allí y solicitar a las autoridades marroquíes  que su enviado personal  pueda de viajar allí de vez en cuando. Pero los marroquíes se negaron a la visita.

Ante esto, el dirigente saharaui ha manifestado que lo que pretende Marruecos es distraer la atención de la comunidad internacional del problema fundamental: el estancamiento  y no aplicación del acuerdo al que llegaron sobre la celebración del referéndum de autodeterminación.

Bachir ha dicho que  “se ha  creado un problema nuevo, para agotar, desanimar” y que Marruecos ha organizado la crisis para incidir en el informe del secretario general y que no se introduzca ninguna palabra nueva. “Se teme que la reacción de Marruecos sea calculada; es el momento  de acabar con la presencia de las NNUU sobre el territorio ocupado y en los territorios liberados”.

Ante los asistentes a las jornadas de la Universidad Autónoma de Madrid el dirigente saharaui ha manifestado que si la negativa de Marruecos a toda vía de diálogo, de búsqueda  de un arreglo pacífico, se basa en considerar que los saharauis “ya no  conservan  su capacidad de defenderse  y de dañar con todos los medios, comprobaran que seguimos capaces”.

Y en su encuentro con los informadores en el Centro Internacional de Prensa Bachir ha dicho que si el Consejo de Seguridad se limita a prorrogar por dos meses el mandato de la MINURSIO, esto no será aceptable y los saharauis estar´sn preparados para enfrentarse a Marruecos, de lo que podrían aprovecharse los movimientos criminales y terroristas del Sahel.

Ha sido categórico al decir que la estabilidad en la zona solo la garantizará la celebración de un referéndum de autodeterminación, para lo que el Polisario pide fijar un plazo, y si se olvida esto no habrá alto el fuego: “al quitarle al pueblo saharaui esta posibilidad se le deja una única opción, reanudar la lucha armada”. Por todo ello, el Frente Polisario ha pedido en Madrid al Consejo de Seguridad de la ONU que no ceda al “chantaje” de Marruecos.

Consejo de Seguridad ONU analiza situación en Sahara Occidental

El Consejo de Seguridad de la ONU analiza hoy la situación en el Sahara Occidental, en medio de una crisis por la decisión de Marruecos de obstaculizar el funcionamiento de la Misión de cascos azules en el ocupado territorio.
La reunión del órgano de 15 miembros, presidido este mes por China, se centra en un reporte del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, sobre el escenario saharaui, la labor de la Misión para el Referendo del Sahara Occidental (Minurso) y los problemas generados por las medidas de Rabat.

En su informe, el Secretario General advierte que sigue sin avanzar la cuestión del territorio ocupado por Marruecos desde 1975.

Ban explica que el Reino insiste en que el Sahara Occidental le pertenece y acepta como única iniciativa su propuesta de autonomía bajo soberanía marroquí, mientras el Frente Polisario defiende la celebración de un referendo, que incluya la opción de la independencia.

La ONU activó en 1991 la Minurso, encargada de facilitar una consulta de autodeterminación del pueblo saharaui, salida bloqueada desde entonces por Rabat.

Respecto a la crisis imperante, el Secretario General ofrece en su reporte detalles de lo sucedido, de manera cronológica.

Ban visitó el mes pasado la región, donde utilizó el término de ocupación, tras constatar en los campamentos de refugiados saharauis el sufrimiento y la desesperanza derivados de décadas de dominación extranjera.

Marruecos reaccionó con medidas que debilitan el funcionamiento de la Minurso, entre ellas la salida de decenas de empleados civiles de la Misión.

En su informe, el Secretario General señala las dificultades creadas por la postura del Reino y pide resolver el diferendo por la vía diplomática.

Asimismo reitera la necesidad de avanzar en una salida aceptada para las partes, a partir de importantes desafíos en la región.

De acuerdo con Ban, durante su visita fue testigo de la frustración entre los saharauis, la cual se combina con la expansión en el Sahel-Sahara de las organizaciones extremistas y las redes criminales, "para poner en peligro la estabilidad de todos los países de la región".

Además, la situación humanitaria de los saharauis califica de trágica, por lo que urgen progresos, afirma en el documento.

El Espía Digital - Patria Grande