Los alemanes castigan a Merkel con la Alianza por Alemania

Lunes, 14 Marzo, 2016 - 11:30

Las elecciones regionales de este domingo han confirmado los peores pronósticos de la canciller Angela Merkel con el auge del partido conservador de Alternativa por Alemania (AfD). Sirviéndose de un profundo discurso soberanista y contrario a la inmigración descontrolada y a la pésima gestión por parte de Merkel y de las autoridades de la UE de la crisis de los refugiados, la formación ha dado un golpe sobre la mesa y ha obtenido unos resultados espectaculares en los comicios celebrados en los 'länder' de Baden-Württemberg, Renania-Palatinado y Sajonia-Anhalt, los primeros que se celebran en el país desde que Berlín abrió los brazos a los refugiados.

La principal derrota de la CDU se ha materializado en Baden-Württemberg. Por primera vez en su historia, los conservadores han perdido uno de sus principales bastiones cediendo alrededor de un 10% de los votos, situándose en el 27% con 42 escaños. Los Verdes han afianzado su fuerza en el sur del país con un 30,3% y 47 escaños, y los socialdemócratas del SPD han caído 10 puntos, hasta el 12,7% de los votos, con 19 representantes. Estos números permitirán a ambos partidos mantener su gobierno de coalición pactando con los liberales del FDP (8,3%). La AfD ha entrado en el parlamento con un 15,1% de los votos, superando así a los socialdemócratas con 23 escaños.

Mucho mayor éxito ha obtenido la AfD en Sajonia-Anhalt, al este de Alemania, donde la población es más crítica con la política migratoria de Merkel, lo que se ha traducido en unos impresionantes resultados. La AfD ha alcanzado la segunda posición con el 24,4% de los votos y 25 representantes. El sentido de la vountad popular en esta parte del país se ha visto confirmado también con el 3,2% de los votos obtenidos por el NPD, partido radical que ha sido objeto de diversas persecuciones, infiltraciones policiales e intentos de ilegalización (actualmente el Tribunal Constitucional estudia ilegalizarlo). La CDU sigue manteniendo el liderazgo con un ajustado 29,8% y 30 escaños. La caída del SPD, que pasa del 21,5% al 10,6% de los votos con 11 escaños, dificulta su coalición de gobierno mientras que Die Linke también baja, hasta los 16 escaños.

Renania-Palatinado ha sido el único land en que los socialdemócratas han mantenido el tipo. A diferencia de los golpes recibidos en anteriores convocatorias, ha mejorado un 0,5% sus resultados, obteniendo el 36,2% de los votos y 39 escaños. La CDU ha retrocedido algo (31,8% y 35 escaños), y los Verdes se han desinflado con 10,1 puntos (5,3% y 6 escaños). Con el 12,5% de los votos y 14 representantes, la AfD se ha situado como tercera fuerza indiscutible y como alternativa a las élites.

Los buenos resultados de la AfD suponen la mayor victoria electoral de una fuerza soberanista en Alemania desde el final de la IIGM, y significan la entrada en las instituciones de fuerzas que sostienen algunos discursos diametralmente opuestos al discurso dominante y políticamente correcto.