¿Intentarán los globalistas asesinar a Donald Trump durante la investidura?

Viernes, 20 Enero, 2017 - 10:00

En la víspera y a escasas horas ya de la ceremonia de investidura del presidente electo Donald Trump, los expertos observan el desarrollo de acontecimientos que algunos consideran sospechosos, al tiempo que circulan todo tipo de rumores y especulaciones en torno a lo que pueda suceder antes, durante o después de la ceremonia de investidura.

Como curiosidad, Facebook dejó sin servicio la página oficial de RT en inglés sin dar explicaciones durante más de 20 horas (actualmente, parece que se ha restablecido el servicio).

Además, decenas de legisladores demócratas han declarado que van a boicotear la inauguración de Donald Trump. Afirman que el boicot es "un reflejo de la división en el país en este momento". ¿Pero es verdad?

Por otra parte, hay convocadas numerosas concentraciones y manifestaciones de protesta en contra de la investidura de Donald Trump, cuestionando la legitimidad del proceso electoral y llamando al no reconocimiento de su autoridad en base a todo tipo tipo de supuestos peligros.

Finalmente, la Constitución Americana presenta una línea de sucesión donde si el presidente y el vicepresidente son asesinados o incapacitados, entonces el siguiente en línea es el Presidente de la Cámara, luego el presidente pro-tempore del Senado. Después de ellos, la sucesión continúa a los secretarios de gabinete, comenzando con el Secretario de Estado.

El día de la inauguración, por precaución, el secretario del gabinete no asistirá al evento para estar listo para intervenir si algo sucede. Esta persona es conocida como el sucesor presidencial designado o superviviente designado.

Y sabemos que Barack Obama ya ha elegido a su candidato para esta posición: el actual Secretario de Estado, John Kerry. Lo que es sospechoso es que Kerry no estará en el lugar después de que Trump sea investido al mediodía.

Los expertos de Katehon han analizado múltiples escenarios diferentes para el día de la inauguración y la posibilidad de un intento de asesinato contra Donald Trump y Mike Pence.