El Frente Polisario pide mediación rusa en el conflicto del Sáhara Occidental

Viernes, 22 Abril, 2016 - 11:00

El Frente Polisario ha pedido a Rusia que se incorpore a las gestiones internacionales para poner fin al problema del Sáhara Occidental. En palabras de Emhammed Khaddad, representante del movimiento y coordinador para la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (Minurso): "Hemos llegado a Moscú para exhortar a Rusia, miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, a que se sume a los esfuerzos internacionales para solucionar el problema saharaui".

El dirigente polisario informó de su reunión en Moscú con el viceministro de Exteriores, Mijaíl Bogdánov, representante del presidente ruso para Oriente Medio y África.

El Sáhara Occidental es un territorio en el noreste de África, que fue colonia española desde 1884. En 1973 se formó el Frente Polisario en el territorio. En 1975, España, presionada por Marruecos y Mauritania, firmó un acuerdo para el traspaso de la parte norte del Sáhara Occidental a la jurisdicción de Marruecos y de la parte sur, a la de Mauritania.

Un año después, el Frente Polisario proclamó la creación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), que ha sido reconocida por decenas de países, pero la ONU se niega a reconocerla, como tampoco reconoce su anexión por Marruecos, exigiendo celebrar un referendo de autodeterminación, que también desea el Frente Polisario, y al que Marruecos se niega, insistiendo en celebrarlo aumentando el censo de forma fraudulenta mediante colonos marroquíes, y en cualquier caso limitando el estatuto del territorio saharaui al de una mera autonomía.

El Consejo de Seguridad instituyó en 1991 la Misión de las Naciones Unidas para el Referendo del Sáhara Occidental, cuyo mandato se prorroga desde entonces y que está facultada para supervisar el acatamiento del alto del fuego en la región.

En marzo de este año el personal civil de la Misión fue expuldsado por el Gobierno de Marruecos, tras una escalada de la tensión entre Rabat y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

La situación se agudizó después de que Ban tachara de "ocupación" la presencia de Marruecos en el Sáhara Occidental durante una visita a un campo de refugiados saharauis en el norte de Argelia. Las declaraciones del secretario general de la ONU generaron la protesta enérgica de Marruecos.

Katehon - Agencias