El "establishment" frena al FBI a dos días de las elecciones: no imputará a Clinton por los correos

Lunes, 7 Noviembre, 2016 - 13:00

El FBI ha informado que no ha encontrado motivos para imputar a Hillary Clinton por la ‎gestión de información clasificada cuando era secretaria de Estado, en las nuevas investigaciones realizadas después de reabrir la investigación al respecto.

El pasado 28 de octubre, Comey envió una carta al Congreso, anunciando que se había reabierto la investigación respecto a los correos de Clinton, ya que el FBI había encontrado nuevas informaciones durante una investigación “no relacionada” sobre Anthony Weiner, exmiembro de la Cámara de Representantes y marido de una asesora de Clinton, Huma Abedin. Weiner está siendo investigado por el FBI por una serie de mensajes de texto ilícitos enviados a una niña de 15 años de Carolina del Norte.

“No hemos modificado las conclusiones que presentamos en julio con respecto a la secretaria Clinton”, anunció el domingo James Comey, director del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), en una carta al Congreso de EE.UU.

Comey explicó, asimismo, que se llegó a tal conclusión, después de que el equipo de investigación trabajara “sin descanso” para revisar los correos electrónicos de la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton.

Además, aseguró que durante las pesquisas los investigadores del FBI examinaron todas las comunicaciones que envió y recibió la entonces secretaria de Estado.

Con esta conclusión, alcanzada a dos días de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, que se celebran el 8 de noviembre, se cierran por ahora las investigaciones del FBI sobre el caso del escándalo de los correos electrónicos de Clinton.

Trump: Clinton es culpable: no se revisan 650.000 correos en días

Por su parte, Donald Trump, el rival republicano de Hillary Clinton, no está de acuerdo con estas conclusiones y la acusa, como poco, de negligente.

“Aunque las conclusiones del FBI siguen siendo las mismas, (Clinton) fue negligente, imprudente y mintió sobre información clasificada” cuando era secretaria de Estado, escribió la directora de campaña de Trump, Kellyanne Conway, en su cuenta en Twitter.

Además, El candidato republicano a la Casa Blanca, ha denunciado que es ‘imposible’ ‎que el FBI haya revisado 650.000 correos de Clinton en solo 8 días.‎

“Es imposible revisar 650.000 correos (electrónicos) en ocho días”, aseguró el domingo Trump durante un acto de campaña electoral en Michigan (noreste de EE.UU.), e insistió en que su rival demócrata, Hillary Clinton, es “culpable”.

De cualquier manera, el multimillonario aspirante a la Presidencia de EE.UU. comentó que si bien las pesquisas sobre “sus crímenes”, refiriéndose a Clinton, tomarán mucho tiempo, finalmente darán resultados, y espera que su rival demócrata “no salga impune de sus terribles crímenes”.

También el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, denunció los resultados de la indagación en cuestión, aduciendo que Clinton “se cree que está por encima de la ley y que juega con sus propias normas”, e hizo hincapié en que su actuación como una alta funcionaria de EE.UU. puso en peligro la seguridad nacional del país.

Por otra parte, el presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Preibus, precisó que, si bien la investigación no desembocará en la presentación de cargos penales, lo que se queda claro es que Clinton incumplió la ley y que “mintió en repetidas ocasiones al pueblo americano sobre su conducta negligente”.

Del mismo modo, el FBI reveló que Clinton era tan negligente que pidió regularmente a Marina Santos, su empleada doméstica de origen filipino, imprimir documentos con información clasificada: “Por favor, pide a Marina que imprima para mí todo lo mencionado”, dice Clinton en un correo electrónico que envió a Huma Abedin respecto a un documento de 2011 marcado como un documento de acceso limitado.