Ejército colonial británico ataca buque científico español en aguas españolas

Lunes, 21 Noviembre, 2016 - 16:00

La Armada colonial Británica ha disparado varias bengalas contra el buque oceanográfico español Angeles Alvariño, que desarrolla una investigación geológica en aguas próximas a Gibraltar.

Miembros del Instituto Oceanográfico Español (IOE) viajan a bordo del buque científico para estudiar la geología y el hábitat submarino del cañón de Algeciras, en aguas del Estrecho de Gibraltar. En esta campaña, denominada RIGEL_1116, participan investigadores de los centros oceanográficos de Cádiz, Málaga y Madrid, además de miembros de la Universidad de Málaga, del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y del Instituto Geológico y Minero de la Universidad de Salamanca.

Víctor Díaz, uno de los científicos que participan en la operación, ha denunciado esta agresión: “Dice la Royal Navy que les agredimos con una sonda. ¿Pero qué hacen intimidando con su Artillería a científicos?”.

Por su parte, según ha publicado el diario del Campo de Gibraltar Área, la Royal Navy sostiene que ha tenido que “cursar varias advertencias” al buque oceanográfico porque, a su juicio, había penetrado en aguas territoriales británicas.

El ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, dijo que había estado en contacto con el comandante de las Fuerzas Británicas, Mike Walliker: “He discutido todas las decisiones tácticas tomadas y estoy satisfecho de que las decisiones hayan sido delineadas para demostrar la soberanía ilimitada y el control sobre las aguas territoriales británicas de Gibraltar”, ha dicho Picardo.

Un analista de Katehon opina al respecto:

"No se espera que el gobierno español tome ninguna decisión relevante ante el permanente acoso de las fuerzas de ocupación británicas contra la integridad de los españoles que navegan por aguas territoriales de España. Al menos, hasta que lo diga EE.UU. De modo que los piratas de Gibraltar seguirán atacando a pescadores, científicos, militares, Guardia Civil... siempre y cuando se les antoje.

Desde luego, no se espera que se expulse al embajador británico, ni que se cierre la verja, ni que se impongan sanciones que el gobierno español sí reclama y apoya para países como Rusia, a pesar de los graves perjuicios que las mismas ocasionan a la economía española y europea. Tampoco se ejerce ninguna presión contra el siempre envalentonado Picardo, con propiedades e intereses en España...

Mientras tanto, el gobierno español se arrastra por los organismos internacionales ofreciendo todo tipo de ventajosas condiciones a Reino Unido y a Gibraltar, como una abracadabrante co-soberanía gracias a la cual los ciudadanos de un Gibraltar co-soberano podrían permanecer en la UE, etc.

Esto demuestra el nulo peso de España en el escenario internacional, si no es para seguir de comparsa de las políticas impuestas por EE.UU., la U.E., o quien sea.

Y esto, en cualquier ámbito. Baste ver , por ejemplo, cómo teniendo España un cierto peso en el mundo del fútbol, las autoridades no ha hecho absolutamente nada para impedir que Gibraltar juegue competiciones internacionales como una selección nacional al mismo nivel que España. Es decir, no hay absolutamente ningún tipo de orientación que no sea la económica, y que no sea la dictada por los grandes poderes supranacionales, tanto políticos como económicos. Y esto tanto para la "derecha" como para la "izquierda". Del PP al PSOE, pasando por el invento mundialista de Podemos (¡encantados de permanecer en la OTAN!), la defensa de España no es ninguna prioridad.

En realidad, en este tema concreto, de lo que se trata es de preservar el especial estatus económico de Gibraltar, una auténtica cueva de piratas, donde se refugian delincuentes internacionales, tramas mafiosas, estructuras de blanqueo de dinero y evasión de impuestos, y por lo tanto capitales de los grandes bancos, de las SICAV, de multimillonarios diversos y, por supuesto, también de políticos españoles".