China y Arabia Saudí venden Bonos del Tesoro de EE.UU. en cantidades históricas

Viernes, 21 Octubre, 2016 - 13:00

La venta de bonos del Tesoro de EE.UU. se ha acelerado en los últimos meses, hasta alcanzar un total de 2.805 billones de dólares, un nuevo mínimo desde el año 2012. En total, los bancos centrales internacionales se han desprendido de más de 364.000 millones de dólares, más de un tercio de los vendidos en el último año.

Esta constante caída señala que, hace un mes, el retroceso de los bonos de los EE.UU., llegó a un total de 343.000 millones, aunque de acuerdo con la última revisión, el desmembramiento de los títulos estadounidenses continuó hasta situarse en 364.400 millones, más de un tercio de los vendidos en los últimos 12 meses.

Los mayores vendedores fueron China y Arabia Saudita. En continuación a su política monetaria e intentando hacer frente a la devaluación de su moneda, Pekín se deshizo en el mes de julio de este año de 34.000 millones de dólares en bonos, la mayor desde 2012, reteniendo un total de 1.185 billones, también la menor cantidad desde 2012.

Por su parte, Arabia Saudita redujo sus activos declarados de 96.500 millones a 93.000 millones de dólares en agosto, la cifra más baja desde el verano de 2014. Riad buscó así obtener fondos para compensar la caída del precio del petróleo y para respaldar el déficit presupuestario.

El principal comprador en estos casos es el sector privado, por lo que en el caso de que los particulares dejaran de comprar, sumado al desprendimiento de bonos de las instituciones oficiales extranjeras, el resultado debería ser un aumento de la monetización de la deuda de EE.UU. por parte de la Reserva Federal.