Vox cede a las presiones del lobby judío y fulmina a su cabeza de lista en Albacete por sus declaraciones revisionistas del Holocausto

25.03.2019

Fernando Paz ya no será cabeza de lista de Vox al Congreso por Albacete. La aparición de varios artículos mostrando sus declaraciones revisionistas del Holocausto, que indignaron a la comunidad judía, han llevado a la dirección de la formación a forzar su renuncia.

El partido aguantó varios días la presión mediática con el ánimo de que amainase la tormenta, pero este jueves en una reunión donde participaron algunos de los primeros espadas decidieron que era el momento de cortar la polémica en un momento donde la propuesta de Vox de permitir el uso de armas en legítima defensa también había sido usada por sus rivales políticos para atacarles.

Sus declaraciones sobre el exterminio nazi desataron una oleada de críticas. En Twitter, Paz aseguró que “el hacinamiento y las enfermedades jugaron un papel enorme en la mortalidad que allí se produjo” y que “no veía qué tiene eso que ver con el carácter de exterminio de esos campos de concentración”.
En 2016 en una conferencia de la Falange atribuyó los asesinatos de judíos en Europa del este “sobre todo” a las poblaciones locales eslavas y especificó que en “la zona occidental” su muerte se debió “en muchísimos casos al estado absolutamente caótico, a la falta de alimentación, a la extensión del tifus” de los campos de concentración.

LA FEDERACIÓN DE COMUNIDADES JUDÍAS RECHAZÓ LA CANDIDATURA DE PAZ

La Federación de Comunidades Judías de España realizó un comunicado para “rechazar la candidatura de Fernando Paz dentro de las listas de Vox” por sus “manifestaciones revisionistas y negacionistas del Holocausto” que tacharon de “lamentables e inaceptables”.

“Es inadmisible que una persona con este pensamiento se postule para un cargo de representación pública”, señalaron desde la Federación.”Fernando Paz ha calificado de farsa los juicios de Nuremberg a los jerarcas nazis, ha cuestionado el asesinato masivo de 6 millones de judíos, ha dejado claras sus sospechas de que los judíos no murieron en cámaras de gas sino a manos de los habitantes de Europa del Este y ha negado el origen racista del Holocausto”, subrayaba la federación en un comunicado.

Según añadió la organización judía, “en cualquier país de Europa donde se ha hecho justicia sobre este traumático capítulo de la Historia, es inadmisible que una persona con este pensamiento se postule para un cargo de representación pública”.

EL CANDIDATO SE SIENTE “ESTIGMATIZADO” FRENTE AL “TOTALITARISMO"

Horas antes de comunicar su decisión al partido, el historiador había denunciado a través de la misma red social lo que consideraba una “persecución” insólita en España y consistente en “abundantes falsificaciones y manipulaciones” acerca de su persona.

“El Holocausto es un hecho histórico tan repugnante y cruel como innegable: el exterminio de los judíos europeos por orden de Hitler y sus jerarcas. Que el genocidio se produjo de diversas formas como fusilamiento, hambre y cámaras de gas, como también afirma el Congreso Mundial Judío”, señaló Paz.
Así, el historiador insistía en que no cejaría “en la defensa de la libertad frente al totalitarismo que suele estigmatizar a sus adversarios” como, a su juicio, cree que se hecho con él.