Turquía y los turcomanos sirios

11.08.2016

¿Por qué Ankara está interfiriendo en el conflicto sirio y que es lo que va a ocurrir en el futuro próximo? Siria es un país multiétnico, cada grupo étnico tiene su propia visión de posibles escenarios futuros tras la guerra civil. Es natural que actores externos, especialmente países vecinos, perciban la guerra en términos de etno-centrismo, que es la base de muchos conflictos.

Los turcomanos sirios son un elemento particularmente sensible para los turcos que tienen lazos lingüísticos, genéticos, culturales y mitológicos con sus parientes lejanos turcos. Tradicionalmente, los turcomanos han poblado densamente las regiones sirias de Lazkiye, Alepo, Homs, Hama y Golán.

Las mismas autoridades turcas empezaron a apoyar a los turcomanos sirios en 1994 cuanto la organización Bayir-Bucak para el apoyo mutuo turcomano fue fundada en Iskenderun. Este periodo coincidió con el crecimiento de las ideas pan-turcas según las que la misma Turquía se considera a sí misma que es la cabeza de todas las naciones turcas.

Las actividades de las autoridades turcas con respecto a los turcomanos se intensificaron notablemente tras el comienzo de las revueltas de 2011 en Siria. Al mismo tiempo, una persona con el nombre de Ali Öztürkmen que era fiscal en Siria huyó a Turquía, y con la ayuda de los servicios de seguridad locales, fundó el movimiento turcomano sirio. Es característico que el movimiento fuera principalmente creado sobre redes sociales y exigía controlar las calles en las ciudades sirias para ser ocupadas en línea con las tácticas de la “revolución de color”.

En Turquía, el movimiento turcomano sirio hizo una conferencia sobre “el cambio en Siria” que jugó un papel importante en la creación del Consejo Nacional Sirio, oficialmente anunciado el 1 de junio de 2011. Los turcomanos están ciertamente representados en todas las actividades opositoras sirias en Turquía.

El Grupo Turcomano Sirio fue fundado casi simultáneamente por 180 turcomanos sirios de la diáspora turcomana y los nuevos inmigrantes a Turquía. Este fue encabezado por Bekir Atacan con su objetivo que es el de proteger los derechos de los turcomanos en Siria. El movimiento turcomano sirio y el grupo turcomano sirio se unieron en noviembre de 2011 para formar el Bloque Turcomano Sirio. Yusuf Molla, un turcomano sirio que ha vivido en Turquía durante muchos años está a la cabeza del bloque.

El Bloque Turcomano Sirio estableció una red de oficinas junto a la frontera y en varias ciudades turcas, consolidando estas agencias en ciertas “áreas de responsabilidad” en Siria. La oficina de Yayladağı, por ejemplo, coordina las actividades de los turcomanos en Latakia, mientras la oficina de Gaziantep está conectada con Alepo, y la oficina de Akçakale opera en Raqqa.

Algunos de los miembros del bloque que abandonaron la organización, fundaron el Movimiento Turcomano Democrático Sirio, una nueva organización encabezada por Abdulkerim Ağa, más tarde reemplazado por Ziyad Hasan.

Estos dos proyectos, el Bloque Turcomano Sirio y el Movimiento Turcomano Democrático Sirio, originalmente tenían ideologías diferentes, zonas diferentes de influencia, y cada uno tenía su propia unidad paramilitar. Pero en diciembre de 2012, el Movimiento y el Bloque unieron sus esfuerzos. ONGs operando directamente en territorio sirio, tales como filiales jóvenes, organizaciones de trabajo, la Asociación para la solidaridad familiar con los mártires turcomanos, asociaciones de “veteranos y prisioneros”, centros de ayuda humanitaria, y la Agencia de Noticias Turcomana, todas están bajo el control del movimiento.

El movimiento planea abrir una emisora de radio, “La voz de los turcomanos sirios”, junto con revistas y periódicos. Además, el movimiento ya ha abierto dos escuelas en Alepo que enseñan la lengua turca. En general, las actividades de los activistas turcomanos sirios han estado enfocadas a “turquizar” el norte de Siria.

En cuanto al Bloque Turcomano Sirio, esta organización está principalmente dedicada a la creación de una organización militar que inste a los turcomanos sirios para “unirse a la lucha”. Las estructuras paramilitares turcomanas sirias fueron creadas en Latakia y Alepo donde ellos colaboraron con organizaciones rebeldes.

En 2013, las estructuras militares turcomanas se componían de 12 grupos unidos bajo el nombre de “brigada de la montaña turcomana” bajo el liderazgo de Mohammed Awad que comandaba a los militantes en la provincia de Latakia. Ali Basher encabezó  las tropas armadas turcomanas en Alepo.

Es necesario enfatizar que los turcomanos sirios están distribuidos a lo largo de siria en áreas muy diferentes. De aquí es el motivo de que el proyecto “Siria después de Assad” entrañe la federalización (el desmembramiento de Siria) era inaceptable para ellos. Los turcomanos apoyaban una “Siria Unida”, un hecho que los servicios de seguridad turcos fueron obligados a tomar en consideración en sus operaciones sobre el desarrollo de diferentes proyectos y conceptos. En 2012, fue lanzado el proyecto de la Plataforma Turcomana Siria, a la Conferencia Constitutiva asistió el primer ministro turco Ahmet Davutoglu en Estambul, allá por el 15 de diciembre de 2012. Davutoglu prometió proporcionar apoyo para la plataforma.

Una parte de los empresarios turcomanos que ya estaban involucrados en el proyecto apuntaron a participar en la vida política de la “futura Siria”. El objetivo de la Plataforma es establecer una asamblea turcomana siria compuesta de 350 delegados.

Además de estas estructuras, hay una serie de grupos juveniles que están dedicados a las protestas antigubernamentales, tráfico de armas, así como el reclutamiento de militantes. Estas incluyen al Movimiento Joven Turcomano en Yayladağı, el movimiento joven en Latakia, la Asociación Juvenil Turcomana Siria, y los Jóvenes Turcomanos Sirios.

Sin embargo, tras el nombramiento de un nuevo primer ministro y los cambios en política exterior turca, y especialmente debido al intento golpista del 15 de julio de 2016, cambió la estrategia de Ankara hacia los turcomanos sirios.

Los acuerdos entre Turquía, Irán, y Rusia, incluyen una resolución sobre cooperación con turcomanos sirios. En la región de Latakia, grupos armados empezaron a retirarse, careciendo del apoyo que previamente poseían. En Alepo, los turcomanos sirios anunciaron un alto el fuego. Obviamente, otros grupos turcomanos en Siria también continuarán encontrándose a sí mismos sin apoyo militar desde Turquía.

Sin embargo, dado que Ankara debe estar firme, algunos apoyos serán provistos, pero tendrán naturaleza humanitaria. Deberíamos tomar en cuenta el hecho de que Turquía no ejerce control estricto sobre todos los turcomanos sirios, mientras parte de ellos se han radicalizado y unido a organizaciones terroristas. El nuevo papel de Ankara pronto será revelado en la monitorización de los elementos étnicos involucrados en el conflicto sirio.