Los españoles se merecen un gobierno que no les mienta

17.03.2020

¿Verdad que la frase les suena? La escuchamos por primera vez a Alfredo Pérez Rubalcaba el 13 de marzo de 2004, durante la jornada de reflexión de las elecciones generales, con motivo de los atentados del 8 de marzo, cuando compareció ante los medios de comunicación para leer un comunicado en nombre del candidato a Presidente del Gobierno en aquellas, infaustas fechas, José Luis Rodríguez Zapatero.
Simultáneamente, violando las normas que rigen para la jornada de reflexión, los españoles recibimos cientos de miles de mensajes en nuestros móviles (entonces no había whatasapp y se llamaban sms’s), que animaban a cercar las sedes del partido Popular, con la coletilla ¡Pásalo!. Carlos Cué, periodista de El País, escribió un libro en el que, sin identificar la persona que envió ese primer sms, sí explicita que quien lo hizo formaba parte de un grupo activista de izquierdas, cercano a Izquierda Unida y la Facultad de Ciencias Políticas de la Complutense de Madrid, grupo que estaba activo desde las protestas contra la guerra de Irak. Digo sin identificar porque, hasta la fecha, lo más que hemos llegado a saber fue que Pablo Iglesias, desveló parcialmente ese "secreto" en una entrevista que le hizo el periodista Iñaki Gabilondo en el programa “Otra vuelta de Tuerka”, al reconocer que se gestó en su entorno. Por cierto, Gabilondo fue otro de los colaboradores en la emisión del bulo y la metida informativa que llevó a la mayor parte de los españoles a creer que había un suicida y se trataba de un atentado islamista. ¡Cuánta casualidad! ¿No?
No voy a hablar de aquellos días, sino de la actualidad. No de hoy. Sino desde hace un par de meses atrás. No incluyo todas las declaraciones, pero las que reproduzco a continuación son una muestra suficiente de por dónde iba la cuestión:
31-01-2020 Fernando Simón, Director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad:  la epidemia tiene “posibilidades de empezar a remitir”. 
11-02-11 Salvador Illa, Ministro de Sanidad: a día de hoy, no hay "ninguna razón de salud pública para suspender o aplazar el Mobile World Congress (MWC)" que estaba previsto se celebrara en Barcelona para finales de mes.
13-02-2020 Nadia Calviño, Ministra de Economía, dos días después:  "No hay ninguna razón de salud pública que ponga en riesgo la celebración del MWC". 
26-02-2020 Tweet del Ministerio de Sanidad:  "Al llegar de una zona de riesgo, puedes hacer vida normal. Si tras 14 días no tienes ningún síntoma, no es necesario tomar medidas”.
07-03-2020 Carmen Calvo, Vicepresidenta del Gobierno, ante la pregunta de si «¿qué le diría usted a una mujer que está dudando en ir a la manifestación?», respondía: «Le diría que le va la vida, que le va su vida. Que le va seguir tomando decisiones para proteger su seguridad». Y «como nos va la vida en lo colectivo, porque en lo individual nadie se salva solo, que tiene que formar parte de esto, que estamos viviendo en el siglo XXI, y que por más que se empeñen quienes se empeñen, esto ya no tiene retorno».
A partir de ahí se han ido sucediendo las declaraciones, a cuál peor, y las siguientes son las que ponen en contexto las anteriores:
21-03-2020 Pedro Duque, Ministro de Ciencia y educación:  "Los investigadores españoles empezaron a trabajar de forma intensa en cuanto se conoció esta enfermedad durante el mes de enero. Ya el 2 de febrero tuvimos una reunión con los profesores Enjuanes y García Sastre, este último trabaja en Nueva York, para asegurar que tengan las máximas facilidades, así como todos los medios necesarios… Ese día, ya liberamos medios e iniciamos cambios legales para reducir plazos, culminados en el real decreto ley de estado de alarma donde hemos puesto todas las medidas en funcionamiento...”.
¿Hace falta algún comentario más?
Teníamos un problema sanitario. Lo ocultaron. No tomaron las medidas necesarias para contener la crisis. En lugar de aislar el foco y contener a los afectados, se confinó la gente. Todos estamos recluidos, con nuestra libertad mermada por el Estado de Alarma. No han solucionado nada. La situación ha empeorado (llevamos más de 1.300 muertos). Y además, tendremos una crisis económica, que no teníamos anteriormente, cuando la crisis sanitaria pase.
¿Recuerdan el nombre de este artículo? ¡Los españoles se merecen un gobierno que no les mienta! Démosles su propia medicina.