La lucha continúa

07.03.2016

La lucha del pueblo de Montenegro por la libertad, no se ha detenido. El Frente Democrático, el 27 de febrero, continúo la protesta contra el régimen de Milo Đukanović. En las protestas, algunos miles de personas llenaron el bulevar frente al parlamento de Montenegro. Sus demandan son: “Echar a patadas a la oposición de la asamblea y todas las autoridades, boicot de todas las elecciones y referendos que están dirigidos por el régimen corrupto, la prohibición del trabajo de los partidos que especulan con la guerra y contra la guerra, la formación del gobierno transicional para la organización técnica de prontas elecciones, las primeras elecciones libres en la historia del país y la revisión el origen de la propiedad de todos aquellos que realizan funciones estatales”.

Algunos partidos “opositores”, que están fundados de hecho por el mismo Đukanović, son un gran problema en Montenegro. A causa de esto no hay unidad en la oposición. El principal jugador es la embajada de los EEUU. Por desgracia, la duplicidad de la política occidental puede verse completamente en Montenegro. A pesar de todas las pruebas de lo que es realmente el régimen de Milo Đukanović, los EEUU todavía apoyan abiertamente al gobierno de Đukanović, mientras que la UE lo hace tácitamente. Por lo que se refiere a la UE, ha sido abiertamente contraria a Đukanović y pidió su marcha, pero bajo la presión de los EEUU, la UE se silenció. La razón por la que Milo Đukanović se tolera todavía a Milo Đukanović es muy simple. Se debe a la entrada de Montenegro en la OTAN. La gran mayoría de la población en Montenegro es contraria a la entrada de Montenegro en la OTAN, y a través de los medios democráticos, la gente no cambiará su opinión.

Pero los EEUU creen que Milo Đukanović, un experto en fraude electoral y un hombre que es temido por la gente de Montenegro, debería permitirse que juegue un papel político final. El papel es traer Montenegro a la OTAN. Para los EEUU, el sucesor ideal a Đukanović sería un partido pro-occidental y anti-ruso. Aunque los ciudadanos de Montenegro quieren las relaciones más estrechas posibles con Rusia, los EEUU destinan mucho dinero para prevenir esto. En consecuencia, si los EEUU están preparando al sucesor de Đukanović, tal persona debería ser Ranko Krivokapic.

La principal prioridad para Ranko Krivokapic también es la membresía en la OTAN. Es importante saber que en la oficina de Krivokapic hay una bandera de los EEUU. Su partido, SDP, se escindió de la coalición con Đukanović tras 18 años. Él dijo que la SDP tiene la ambición aunar la oposición cívica que puede ser un alternativo al partido que gobierna, así se habló durante 70 años. Esto se refiere al hecho de que el DPS de Đukanović es sucesor de los comunistas, que estuvieron en el poder desde 1945. Krivokapic cree que el SDP y el DPS son comparables a Churchill y Stalin, e indica que el actualmente no navegará junto al compás político de Đukanović. Ranko Krivokapic como político no es popular, y como partido, están detrás en las encuestas, pero con la logística de la embajada de los EEUU, esto puede cambiar rápidamente.

Esto se apoya por el hecho de que algunos medios de comunicación “independientes” ya le ven como la persona que debería ser el nuevo primer ministro. Đukanović espera que después de que introduzca a Montenegro en la OTAN, el será amnistiado y evitará la prisión. Debido a esto, la propaganda de la OTAN en Montenegro funciona 24 horas al día y 7 días por semana. Hay mucha presión sobre el pueblo para que accedan a esto. Pero a pesar de la gran propaganda, los resultados son malos. Hay dos razones principales por las que el pueblo de Montenegro se opone a la membresía en la OTAN. La primera se debe a los extensos lazos históricos con Rusia.

El pueblo de Montenegro recuerda cuantas veces Rusia les ayudo a lo largo de la historia. La lucha por la liberación frente al Imperio Otomano habría sido imposible sin Rusia. La segunda razón es la agresión de la OTAN contra Serbia y Montenegro en 199. Montenegro realmente está en un punto de inflexión este año. Delante del pueblo de Montenegro hay una difícil batalla por la libertad, pero no debemos olvidar que esta es una nación que a lo largo de la historia no ha protestado por libertad.