El acuerdo iraní: Un año de frustración

21.07.2016

Este año fue una experiencia muy frustrante para los iranís, que se aproximaron a las negociaciones con buena voluntad. Fueron muy largas y controvertidas, porque hay fuerzas en Irán que están extremadamente en contra de las negociaciones. Sin embargo, tuvieron el apoyo total del líder supremo y del Consejo Supremo de Seguridad Nacional. Realmente no habíamos visto inyecciones de capital a Irán en los pasados años. La economía estaba muy dañada con los bajos precios del petróleo. La gente no podía tener acceso ni a medicina u otras necesidades básicas, ni a simples transacciones. Así que el año pasado fue muy frustrante para la administración del presidente Rouhani y sus especialistas. Realmente ellos no habían justificado sus esperanzas de capitalización. Así que están intentando asegurar al público iraní que esto lleva su tiempo, y los iraníes deberían ser pacientes.

Hay gente en Washington que previene que las cosas se examinen, incluso si esto rompe el derecho internacional. ¿Quién será el próximo presidente en EEUU? Hillary Clinton está yendo a ser igual que Obama. Y Donald Trump ha dicho que nuestros acuerdos son el peor acuerdo jamás hecho. Ya hay algunas amenazas de violar el derecho internacional sobre el JCPOA (Joint Comprehensive Plan of Action). Mucha gente dice que esto no va a ocurrir, pero hemos visto el comportamiento de Washington en los 15 años pasados. Todo tipo de leyes y obligaciones internacionales han sido violadas. Así que, cualquier cosa es posible. Y no son sólo ciertos lobistas en Washington, sino también otros países que son muy innecesaria y políticamente destructivos, asegurándose de que Irán y los EEUU no estén acercándose. Estoy hablando sobre Qatar, Kuwait, Arabia Saudí, y Dubai. Los países europeos también son reacios a tratar con Irán, así decrece la inversión extranjera. Esto es intencional y muy complicado. El JCPOA fue entre cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (China, Francia, Rusia, RU, y EEUU) más Alemania. Los EEUU fueron una de esas 6 superpotencias, pero están intentando evitarlo. Y todos están obligados a seguir el derecho internacional.

Otra cuestión complicada son las próximas elecciones presidenciales en los EEUU y en Irán. ¿La administración del presidente Rouhani continuará su administración, o vamos a ver a los conservadores tomando el poder? Hay algunas negociaciones de que incluso el comandante de las fuerzas Quds, General Qasem Soleimani puede entrar en la campaña. Esto es justo en Irán. También tenemos dos candidatos en los EEUU. No creo que los americanos tengan elecciones, ellos tienen selecciones. Al pueblo americano le dejan sólo con dos candidatos. Hay muchos otros partidos que no se les permite participar. Siempre es Demócratas y Republicanos. Son tiempos muy turbulentos e impredecibles. Nadie es lo suficiente como para predecir quien va a ser el siguiente presidente. No quiero especular.

Irán hizo un trato muy lucrativo con Airbus. Pero el 50% de las piezas muy sensibles para aviones son manufacturadas por Boeing. Y Boeing está bloqueada para vender estas piezas a Irán. Conozco muchos ejecutivos y empresarios que están muy cansados con esta política de Washington. Tienen poderes influyentes que ponen completamente a los negocios americanos en desventaja.

Nadie en Irán ganó ningún beneficio de este trato. Creo que los enemigos de Irán en la región, como Arabia Saudí, están muy insatisfechos con el crecimiento constructivo de la influencia y poder iraní. Irán tiene apoyo en lo militar contra los salvajes yihadistas. Arabia Saudí está apoyando a estos salvajes y está realmente en contra de cualquier reconciliación entre Irán y Occidente. Están petrificados con que EEUU pudiera cooperar con Irán para derrotar a esos salvajes del ISIS. La otra cosa es que 150.000 millones de dólares de activos iraníes están todavía congelados por los EEUU. Ellos declaran que este es su dinero. Esta es una completa falsificación y es usada por propósitos de guerra psicológica. Los activos iraníes confiscados por el gobierno federal de los EEUU han de ser retornados por decisión de la GCPOA. Pero esto implica que puedan usar cualquier excusa que puedan. Están bastante desesperados ahora. Hay elementos en Washington que son pro-reconciliación, ¿pro-paz? Pero sus voces están siendo silenciadas por aquellos halcones y aquellos belicistas. La gente no ha aprendido una cosa de los conflictos de medio oriente. Este es el grito de un imperio moribundo. La gente que está mandando en Washington no representa al país, representan a grandes bancos. El pueblo americano está volviéndose muy consciente y alerta. Tampoco tuvimos una situación en que 6 superpotencias firmaran un acuerdo y solo una de ellas se desvíe de sus promesas. Normalmente los Europeos y los EEUU navegan en la misma dirección; puede que China y Rusia no, sino otros países. Pero ahora tenemos una situación donde un candidato republicano está desafiando abiertamente a ese tratado internacional.