Se agrava la situación en Corea del Sur

08.11.2016

La destitución del presidente, Park Geun-hye, se encuentra más cerca que nunca.

Antecedentes

Las relaciones entre Park Geun-hye y el Parlamento, donde la mayoría de los asientos estan ocupados por las fuerzas de la oposición al presidente, comenzó a deteriorarse después de la decisión sobre el despliegue del sistema de defensa antimisiles de Estados Unidos. Entonces, por primera vez, fue planteada la cuestión del juicio político, pues anteriormente, a pesar de las protestas masivas de los ciudadanos de Corea del Sur, no había un ambiente suficiente para un juicio político.

Después de que se supiera que una amiga muy cercana de Park Geun-hye, e hija del líder de una secta religiosa, Choi Sung Sil, había intervenido en los asuntos de Estado, se incrementaron las protestas masivas, llegando a reunir a miles de manifestantes. La presidenta ha reemplazado a varios de sus asesores y ministros con la esperanza de descargar su responsabilidad sobre ellos y así guardar su reputación, pero no lo ha conseguido.
 

Demanda de la oposición

Por el momento, la situación parece muy grave para Park Geun-hye. Ella está dispuesta a hacer cualquier concesión, incluyendo un cambio del gabinete ministerial. Se han propuesto negociaciones con la oposición, que fueron posteriormente rechazadas por los partidos. 

El líder del Partido Democrático, que representa a las principales fuerzas de oposición en Corea del Sur, dijo que las condiciones para superar el estancamiento político sólo pueden ser: en primer lugar, la renuncia del recién nombrado primer ministro; en segundo lugar, la salida de Park Geun-hye del partido gobernante "Saenuri" y la posible renuncia voluntaria presidencial.

"Un encuentro sólo para reunirnos no tiene sentido" - dijo Chu Mi E.

La reacción de los vecinos

Japón ha reaccionado bruscamente ante la crisis política en Corea del Sur. Tal vez, Japón tenga que posponer no sólo las conversaciones tripartitas entre Japón, China y Corea del Sur, que deberían celebrarse en diciembre en Tokio, sino que tambien tendrá que cambiar su agenda.

Se ha informado de que la inestabilidad política en Seúl podría afectar negativamente a las nuevas conversaciones con Tokio sobre el intercambio de información de inteligencia. Se sabe que tambien están en marcha negociaciones similares entre el Ministerio de Defensa de Corea del Sur y sus homólogos chinos.

Después de que Japón admitiera tal posibilidad, las relaciones entre los países se han deteriorado, tal como indica otra ronda de discusión sobre temas polémicos relacionados con la historia y la Segunda Guerra Mundial.