Trump conversa con los presidentes de Rusia y China

Martes, 15 Noviembre, 2016 - 11:00

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el mandatario electo de Estados Unidos, Donald Trump, remarcaron la necesidad de unir esfuerzos para combatir al enemigo común que es el terrorismo y el extremismo internacional, así como de la necesidad de normalizar las relaciones bilaterales, durante una conversación telefónica, la primera desde la victoria electoral de Trump, en la que el mandatario ruso felicitó al presidente electo y le deseó éxito en la tarea que asumirá a partir del 20 de enero.

Putin reiteró su llamada para que cualquier futuro diálogo entre Estados Unidos y Rusia sea sobre una base de "igualdad, respeto mutuo y no injerencia en los asuntos internos", indicó un comunicado del Kremlin.

En la conversación telefónica de "común acuerdo" los dos interlocutores también trataron la guerra en Siria.

Las relaciones bilaterales del gobierno actual de Estados Unidos, liderado por Barack Obama, y el gobierno de Putin se han tornado tensas en los últimos años por temas como Siria, Ucrania y la OTAN.

Putin y Trump también acordaron una entrevista personal, pero no se anunció la fecha de esta primera reunión.

El presidente electo de EE.UU. dijo ver con optimismo alcanzar una "relación fuerte y duradera con Rusia y su pueblo", según una publicación del equipo de Trump dedicado a la transición del mando presidencial. 

Presidente chino y Donald Trump tratan futura relación bilateral

Por otra parte, el presidente electo de los EE.UU. mantuvo también una conversación telefónica con el presidente chino Xi Jinping, en la que se evaluó la futura relación bilateral entre China y Estados Unidos.

Xi felicitó al republicano por su elección como nuevo presidente y expresó su voluntad de trabajar con él, destacando que la cooperación es la única elección correcta para China y Estados Unidos a la hora de abordar sus relaciones, desde que hace 37 años se estableciera el vínculo diplomático entre ambas naciones.

Los dos países tienen que reforzar la coordinación, impulsar sus respectivos desarrollos económicos y el crecimiento global, además de ampliar los intercambios y la cooperación en varios campos en aras de ofrecer más beneficios a los dos pueblos, expuso Xi.

Por su parte, Donald Trump aseguró que concede gran importancia a las relaciones bilaterales, al tiempo que explicó su deseo de trabajar para impulsar los lazos y lograr más beneficios para ambos pueblos, así como para el resto del mundo.

El republicano compartió la visión del presidente chino sobre las relaciones bilaterales y aseveró que el gigante asiático es un gran e importante país con llamativas perspectivas de desarrollo.

Trump agradeció las felicitaciones de Xi y manifestó su confianza en que las relaciones entre ambos experimenten un desarrollo mayor.

Xi y Trump también coincidieron en mantener un contacto estrecho, establecer una buena relación de trabajo y reunirse en una fecha próxima para intercambiar opiniones sobre los lazos bilaterales, así como otros asuntos de interés común, señala la prensa local.

Anteriormente, el canciller chino Wang Yi también había expresado la intención del gigante asiático de fortalecer los nexos con Estados Unidos a partir de este nuevo punto que significa la elección del republicano Donald Trump.