La administración de Obama amplió el poder de la NSA

Lunes, 16 Enero, 2017 - 18:15

El gobierno de Obama emitió la Orden Ejecutiva 12.333 la cual permitirá que la N.S.A. -que ya recopila información bajo esa autoridad con poca supervisión, transparencia o preocupación por la privacidad- comparta los flujos de comunicaciones que intercepta directamente con otras agencias como el F.B.I., la D.E.A. y el Departamento de Seguridad nacional.

El cambio significa que muchos más funcionarios buscarán datos en bruto. Esencialmente, el gobierno está reduciendo el riesgo de que el N.S.A. no pueda reconocer una pieza de información que fuese valiosa para otra agencia, pero aumenta el riesgo de que los funcionarios vean información privada sobre personas inocentes.

Anteriormente, el N.S.A. filtraba la información antes de compartir las comunicaciones interceptadas con otra agencia, como la C.I.A. u otras ramas de inteligencia del F.B.I. y la  D.E.A. (Drug Enforcement Administration). Los analistas de la N.S.A. transmitieron solamente la información que consideraron pertinente, descartando las identidades de personas inocentes e información personal irrelevante.

Ahora, otras agencias de inteligencia podrán buscar directamente a través de repositorios en bruto sobre las comunicaciones interceptadas por el N.S.A. Y luego aplicar esas reglas para "minimizar" las intrusiones de privacidad.