Gran Bretaña entrena a saudíes para torturar a detenidos

Viernes, 10 Junio, 2016 - 15:15

La organización de derechos humanos "Reprieve", dijo el miércoles, que los oficiales de policía británicos capacitan a funcionarios de Arabia Saudita en las habilidades de la tortura y asesinato de activistas pro-democracia.

El documento interno de la policía británica que se ha expuesto bajo la ley de libertad de información demostró que los miembros de la policía saudí han sido entrenados en la agenda de la investigación criminal y la autopsia mediante el uso de tecnologías de alto nivel en el Colegio de la policía británica.

Los funcionarios de la universidad confesaron que hay posibilidades de que estos ejercicios sean peligrosos, y confirmaron que las habilidades en que se entrenan a los oficiales saudíes, pueden ser utilizadas en la tortura de personas o en otras violaciones de derechos humanos.

La organización que pide la abolición de la pena de muerte, dijo que el documento interno reveló la conclusión de una asociación a largo plazo entre las dos partes y que continúa incluso después del ejercicio por parte de las autoridades saudíes de actos de represión y brutalidad tras el estallido de la "primavera árabe" en 2011, que condujo a la tortura de decenas de manifestantes saudíes y los ejecutaron.

La organización agregó que la Escuela de Policía británica involucrada en ayudar a los saudíes fueron ampliando el alcance de los programas de formación, que se iniciaron en 2009 para incluir la formación en la lucha contra las técnicas de la delincuencia cibernética, tales como el análisis de los registros telefónicos y descifrar los discos duros en los ordenadores.
La organización destacó que la formación de los funcionarios saudíes genera buenos ingresos para la universidad de la policía británica, que tiene colaboración de confianza y profesional con el Ministerio del Interior saudí.

Es de destacar que "Ali Alrbh" uno de los manifestantes saudíes que fueron detenidos, fue ejecutado con otras 47 personas que tuvieron el mismo destino en un día de enero de 2016, cuando también el mártir Sheikh Nimr fue ejecutado por sus demandas de reformas en el reino.