Feministas intentan boicotear la presentación de un libro que denuncia el adoctrinamiento LGBT

Viernes, 20 Enero, 2017 - 16:00

Partidos políticos y grupos feministas españoles están desplegando con impunidad una campaña de acoso y censura contra la profesora e investigadora Alicia V. Rubio, que acaba de publicar el libro “Cuando nos prohibieron ser mujeres… y os persiguieron por ser hombres”.

En su libro, Rubio expone cómo en su opinión, desde un punto de vista académico y científico, la ideología de género amenaza a la familia, corrompe a los menores y priva a los padres de la patria potestad para dejarla en manos del Estado, y cómo leyes como la de la presidenta Cristina Cifuentes (PP) en Madrid, y otras similares en otras comunidades autónomas, ponen en jaque la libertad de enseñanza y representan un peligro para la integridad de los escolares.

El último episodio de violencia y coacciones feministas tuvo lugar este martes pasado, en la presentación de su libro en el Colegio de Farmacéuticos de Badajoz.

Los hechos se produjeron minutos antes de que comenzara el acto, cuando cerca de 60 personas, en su mayoría mujeres, insultaron y amenazaron a la autora del libro y a los asistentes a la presentación.

La Policía tuvo que intervenir para garantizar que no se produjesen hechos violentos en este acto cultural por parte de las acosadoras, ante la tensión que provocaron tanto en el interior de la sala como en el exterior.

Algunas de las feministas mostraron pancartas donde se podía leer “Alicia, lávate la boca antes de hablar”, que se unieron a insultos como “machista”, “fascista”, “vosotros, machistas, sois los terroristas”, etc. y el habitual repertorio de tópicos de los mundialistas radicales.

La policía tuvo que custodiar a la salida a Alicia Rubio, a los organizadores y a los asistentes por la puerta de atrás del centro, después de verse obligados a reducir el tiempo de la presentación.

Con anterioridad, el PSOE (Partido Socialista) de Badajoz remitió una carta al presidente del Colegio de Farmacéuticos de Badajoz para que cancelara la presentación del libro de Alicia Rubio, molesto al parecer porque el libro se alza contra el adoctrinamiento impuesto por la ideología de género en los colegios y su intromisión en los distintos ámbitos de la vida pública.