Derrota estadounidense del DAESH sería 'ridícula'

La idea de que Estados Unidos pueda algún día vencer a los terroristas del Daesh es "ridícula" dado el apoyo que Washington ha provisto para ellos, ha dicho el investigador neoyorkino Derek Ford, señalando que la presencia militar de Estados Unidos en la región está dirigida al "completo dominio" del Medio Oriente.

Los EE.UU. han aumentado recientemente su presencia sobre todo en Irak, donde según los informes se han desplegado más contratistas del Pentágono, estando en marcha planes para la construcción de dos nuevas bases militares.

"Está claro que Estados Unidos está tratando de mantener su presencia en la región", dijo el investigador con sede en Nueva York. "Durante los últimos 15 años, el plan de los Estados Unidos, que era inicialmente el dominio completo de la región, se ha desarrollado".

De acuerdo con datos del Pentágono, a partir de enero 2.028 contratistas del Pentágono estaban presentes en Irak, frente a los 250 del año anterior. Además, otros 5.800 están trabajando para otras agencias de Estados Unidos, incluyendo el Departamento de Estado.

Por otra parte, está programada la instalación de dos bases en la región de Hamarah, al noreste de la ciudad de Faluya y en la provincia de Anbar, en la frontera con Siria, según una fuente militar iraquí.

Los EE.UU. están tratando de "mantener su influencia para poder subordinar la región a sus intereses", dijo Ford. "La idea de que los militares de EE.UU. serán de algún modo efectivos en la lucha contra las fuerzas que realmente han apoyado y permitido a lo largo de los últimos años... es de risa."

Aparte de eso, los EE.UU. se han "negado a cooperar" con las fuerzas que realmente están luchando contra los takfiris, incluyendo el ejército sirio.

Los EE.UU. retiraron sus fuerzas militares de Irak en 2011, pero la violencia sigue azotando el país y a la vecina Siria.

Los terroristas del Daesh que han causado estragos en los dos países musulmanes fueron entrenados originalmente por la CIA en Jordania en un intento de derribar al gobierno de Damasco.