Qué ocurre cuando Estados Unidos sale del pacto iraní

07.06.2018
La decisión del presidente Donald Trump de dejar por completo el pacto del acuerdo nuclear con Irán, ya ha reportado ingresos adicionales al presupuesto de Rusia gracias al incremento de los precios del petróleo. Pero estos ingresos van a ser mucho más grandes si la Unión Europea pierde la paciencia y cesa de inmiscuirse en guerras de sanciones de EEUU, ha opinado Maxim Rúbchenko.
 
Algunos expertos han aseverado que el presidente norteamericano está esperando que las nuevas sanciones minimicen la propuesta del petróleo iraní en el mercado internacional en 1-1,5 millones de barriles por día, y los precios del petróleo alcancen los 85-90 dólares por barril.
“Primero, esto ralentizaría el crecimiento económico en China —Pekín para Washington es el principal competidor global—. En segundo lugar, estimularía el aumento de la producción de petróleo de esquisto. En tercer lugar, el crecimiento de las tensiones geopolíticas aumentaría el interés de los inversores en los activos en dólares, lo que permitiría a EEUU reducir el costo de los préstamos, que ahora ha alcanzado un nivel récord en 10 años”, explica el autor.
 
Lo más probable es que el presidente estadounidense llame a Irán y a las seis potencias para celebrar un nuevo acuerdo o aplazamiento y debilite las restricciones contra las empresas europeas que trabajan con el país persa. Ha opinado el periodista.
 
“Estados Unidos, Israel y Arabia Saudí violan ahora el derecho internacional. En el otro lado, están China, Rusia, Europa e Irán. A esta lista habría que añadir a Japón, la India, Australia y Canadá”, observó Edward Luce, analista del diario británico Financial Times