Medidas jurídicas y económicas para acabar con los paraísos fiscales: El caso especial de Gibraltar (2ª parte)

15.01.2017

4. Propuesta de medidas jurídicas y económicas para acabar con el Paraíso Fiscal de Gibraltar

Hoy, la batalla por Gibraltar está en el Derecho y la Economía, y aquí es donde hay que poner sobre la mesa una batería de medidas jurídicas y económicas conducentes a acabar con esta anomalía del Ultracapitalismo.

No es un “numerus clausus” de medidas ni un dogma al estilo anglosajón-keynesiano, son una mezcla de acciones convenientemente conjugadas pueden dar un resultado óptimo e inmediato.

- España no ha de reconocer ningún acto jurídico, económico o mercantil que provenga de las autoridades gibraltareñas. Por ejemplo, ninguna Sociedad mercantil gibraltareña podrá comprar ni tener ningún derecho sobre un activo residente en España, ya sea un bien inmueble o bien mueble. Se dará un tiempo razonable de transición para regularizar esta situación, trascurrido el cual si no se cumple este mandato los activos que posean en España serán confiscados y se creará con ellos un fondo de inversión para recuperar económicamente la zona del Campo de Gibraltar y sus alrededores.

- Los residentes gibraltareños en España (esto es, los que viven en España más de la mitad del año) deben tributar por el IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) en España. Dentro de la Agencia Tributaria Española se debe crear un Plan en este sentido con una Unidad de Inspección y de Recaudación especiales dotado de los mejores medios humanos y materiales. Los bienes de los residentes gibraltareños en España quedarán sujetos a este principio general de residencia fiscal en España, procediéndose a su embargo y subasta en caso de no afrontar sus deudas tributarias y sanciones correspondientes, tal y como les pasa a los españoles por regla general si no cumplen con el Fisco.

- Elaboración de una lista de accionistas españoles que tengan sociedades en Gibraltar e imponerles la  tributación directa en su declaración de IRPF por las rentas que les generan sus sociedades en Gibraltar.

- Instar a los países que están firmando o han firmado acuerdos bilaterales con Suiza [1], los llamados Acuerdos Rubick, a que impongan la extensión de esos acuerdos a Gibraltar.

- Aprobar el establecimiento obligatorio por la OCDE de un registro de trusts, fundaciones y sociedades creadas en los Paraísos Fiscales como Gibraltar (incluidos los “territorios de ultramar”, esto es, los de carácter colonial), con información sobre sus cuentas bancarias, activos, beneficiarios reales –directos e indirectos-, intermediarios, administradores, abogados, fiscalistas, gestores y ordenantes.

- Imponer la adopción a todos los Paraísos Fiscales del modelo de acuerdo basado en un enfoque similar al de la Ley FATCA estadounidense.

- Imponer sanciones ejemplares para aquellas instituciones financieras que operen en Gibraltar, sin que su actividad real lo justifique, incluida la revocación de licencia en España para los que no cumplan.

- Hay que tomar medidas contundentes y rápidas para acabar con la elusión fiscal que utilizan muchas empresas multinacionales a través de planes de ingeniería financiera. La planificación fiscal agresiva de las empresas que operan a nivel internacional les lleva a intentar ubicar sus bases imponibles en aquellas jurisdicciones con nula tributación como Gibraltar.

- Obligación para las multinacionales de presentar sus cuentas desglosadas, como mínimo, país por país, y no agregadas por zonas geográficas más amplias, y detallando sus actividades en los distintos Paraísos Fiscales donde operen. Así sabremos donde generan su negocio, donde lo tributan, donde lo defraudan y cómo lo esconden.

- El Gobierno español debe promover iniciativas de lucha eficaz contra la utilización de los paraísos fiscales en todos los organismos internacionales en los que participe, como por ejemplo la ONU, la OCDE y la UE.

- Introducir un gravamen especial sobre movimientos de fondos con Gibraltar. En la normativa del IRPF y del Impuesto sobre Sociedades se debe regular como un hecho imponible nuevo que todo movimiento de fondos, que tenga como origen o destino Gibraltar y que afecte a residentes en nuestro país, debe tributar en España al tipo fiscal máximo.

- Prohibición de que las entidades bancarias españolas tengan filiales o sucursales en Gibraltar.

- Establecimiento de penas agravadas cuando el delito fiscal se comete a través de Gibraltar.

- Que en las convenciones, acuerdos y tratados internacionales suscritos por España se adopten medidas para restringir los beneficios que de los paraísos fiscales se derivan, con el objeto de evitar que sujetos ubicados en paraísos fiscales o con regímenes fiscales preferentes puedan utilizarlos.

- Activar la iniciativa de declaración de Zona Franca o libre de impuestos para una amplia zona alrededor de Gibraltar.

- Cese inmediato del suministro de líneas telefónicas de alta velocidad que España viene suministrando a un coste ridículo a la colonia Gibraltareña para el desarrollo de sus negocios de apuestas en Internet, Casinos virtuales y páginas pornográficas.

- Activar una normativa española por la que los vehículos gibraltareños que circulen en España se vean obligados a tener una matrícula española, debiendo  tributar por el uso de las carreteras y calles de España, pagar los impuestos de circulación correspondientes y hacer frente de forma efectiva a las sanciones impuestas por infracción de normas de circulación.

- Implantación de un peaje de acceso a España desde Gibraltar para turistas.

- Exigencia inmediata a los Estados Unidos de transparencia sobre las distintas transacciones bancarias que sus multinacionales han venido realizando con bancos gibraltareños y sus respectivos ordenantes. En ese caso es preciso un serio replanteamiento sobre las bases militares conjuntas, no vaya a ser que si somos incapaces de superar un anacronismo como Gibraltar, la Rota y Morón sean ya eternamente bases estadounidenses sin ninguna contraprestación.

- Apuesta conjunta por la misma Causa con la Nación Argentina en su reclamación de las Islas Malvinas, así como con Venezuela y Honduras por situaciones similares. Creación de un observatorio hispanoamericano de territorios ocupados que analice de forma coordinada los daños que causan a nuestras economías domésticas los paraísos fiscales anglosajones y adopten medidas comunes para contrarrestarlos.

- Prohibir las escalas (incluso técnicas) en puertos españoles a todo buque que venga de o tenga destino en Gibraltar. Esto incluye barcos mercantes, de guerra (incluso de la OTAN) o cruceros turísticos. Es lo que ha hecho Perú con una fragata inglesa que venía de Las Malvinas en el 30 Aniversario de aquel conflicto.

- Restringir el espacio aéreo español para vuelos desde o con destino en Gibraltar. Ningún avión, ni comercial ni militar relacionado con Gibraltar, debe estar autorizado a usar el espacio aéreo español.

- Prohibición absoluta por parte de cargos públicos, funcionarios y empleados públicos, partidos políticos y autoridades españolas (especial “lupa” sobre la complicidad de las Universidades públicas españolas) de recibir fondos de las autoridades gibraltareñas y menos aún de reunirse con ellos de manera extraoficial.

5. Conclusiones

Debemos tener presente que los Paraísos Fiscales son castillos de naipes construidos por la codicia e insolidaridad anglosajona. Carecen del sustento de una Economía real. Basta con que salte una sola carta en todo este entramado, para que todo se desplome.

Su fortaleza se puede convertir en su mayor debilidad si se adoptaran medidas como las propuestas bajo el elemental principio capitalista de que un Paraíso Fiscal requiere de estabilidad plena y que si ésta desaparece por la vía de la desestabilización de sus seguridades, los capitales huirán.

Gibraltar se ha convertido en la Presidenta de la Patronal de los Paraísos Fiscales Anglosajones, por su relevancia y impunidad. Es la debilidad de España la que verdaderamente está detrás de esta situación y de las Naciones Hispanoamericanas que los padecen.

El campo de batalla se llama hoy Derecho y Economía y Unidad del Mundo Hispánico. Y las armas para poner fin a los Paraísos Fiscales y acabar con esta distorsión en el Capitalismo que es culpable principal de la Crisis actual son las medidas propuestas.

Cayendo Gibraltar, caerán el resto de Paraísos Fiscales como lo hacen las fichas del Dominó. Sólo hace falta la voluntad de las Naciones afectadas y unos dirigentes políticos capaces para llevarlas a cabo.

España padece hoy cinco millones de parados y carece de inversiones para reactivar su Economía, y éste mal endémico no es sólo propio de España.

Esos capitales escondidos en los Paraísos Fiscales deben retornar a sus Países de origen, donde fueron creados, a dar el debido impulso a sus Economías y a acabar con el desempleo que tanto dolor y desesperación causan.

Es la única solución que tiene el Capitalismo moderno para sobrevivir, pues las anglosajonas medidas keynesianas que se aplicaron tras el año 1929 para superar aquella crisis sólo tuvieron éxito por la vía de conseguir el pleno empleo mediante la destrucción de Naciones enteras en la II Guerra Mundial (1939-1945).

Y desde luego que este escenario no es el mejor ejemplo a seguir para superar la actual Crisis aunque ya sabemos hasta qué extremos son capaces de llegar algunas mentes para perpetuar su poder sobre los Pueblos y las Naciones y para mantenerlos doblegados por medio del Ultracapitalismo que empobrece material y espiritualmente a los hombres y cuyas armas principales son los Paraísos Fiscales y el control de los capitales y delicadísima información que contienen en su seno.

6. Intervenciones en prensa española sobre la cuestión de Gibraltar y de los Paraísos Fiscales

  1. Radio Nacional de España:
    http://www.rtve.es/alacarta/audios/radio-5-informacion/radio-5-informacion-gibraltar-provoca-conflicto-espana-reino-unido-06-08-13/1976868/
     
  2. Diario Hoy de Extremadura:
    http://www.hoy.es/v/20130218/sociedad/paraisos-fiscales-hunden-naciones-20130218.html
     
  3. Diario La Razón:
    http://www.larazon.es/detalle_movil/noticias/3198817/espana/una-verguenza-llamada-gibraltar#.UzAZ-MXYVyg

[1]    Es paradigmático el caso de Suiza que ha decidido por Referendum dejar de ser Paraíso Fiscal pues la quiebra del UBS (Unión de Banco Suizos) y su reflote le ha costado al contribuyente la friolera cantidad de 40.000 millones de euros, que han ido en beneficio de los evasores fiscales que en ese país tienen sus capitales.