La unión de las élites debe acabarse

25.11.2016

La Unión Europea que existe ahora no es una unión de naciones, sino una unión de las élites y bancos, que trabajan únicamente para la economía. No es por supuesto, una Europa de naciones.

Ciertamente, hay algunos movimientos en Europa que entendieron esta situación, y han reaccionado. Podemos ver lo que ocurrió en Gran Bretaña con el Brexit. Sabemos que Europa, como Italia y Francia, tiene tales partidos y movimientos que están radicalmente contra la Unión Europea.

Estoy seguro de que si Europa organizase un referéndum sobre la permanencia o salida de la UE, el resultado sería “marcharse”. Y sería la decisión de las naciones Europeas. Este es el motivo por el que creo que incluso los pensamientos sobre tal referéndum (“por” o “contra” la UE) están verdaderamente prohibidos, ya que ellos conocen nuestra decisión, nuestro movimiento.

Por supuesto, es posible destruir la UE. Esto sería posible incluso dentro de la Unión Europea. Esto debe hacerse no por otros países, sino que debe hacerse por nuestra propia decisión, ya que las naciones están apoyadas por tales movimientos cuyos miembros son denominados como Euroescépticos. La gente elegiría otra dirección.

Estoy seguro de que tales movimientos, probablemente vayan a continuar existiendo, y yo creo que los habrá más fuertes en el próximo año, ya que las naciones Europeas se han dado cuenta de su destino y de su futuro. De este modo, las élites están activamente contra este proceso.

Creo y también estoy seguro que deberíamos construir relaciones con Rusia. Rusia es un país que está situado en el mismo continente que nosotros. Todos somos Eurasia. En mi opinión, esto será parte de semejante cuestión.