GEORGE SOROS LLEGA A SUDAMÉRICA

01.12.2017

Los resultados de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Chile, que tuvieron lugar el pasado 19 de noviembre, constataron el auge de la formación denominada Frente Amplio, la cual se sospecha que hubiera podido ser impulsada por George Soros, el magnate y especulador financiero que podría sustituir en el seno de la izquierda americana, al movimiento bolivariano que se encuentra sumido en una profunda crisis en el continente. De hecho, Navarro, el candidato Chavista, apenas consiguió el 0,4% de los sufragios.

Las claras sospechas de que George Soros pudiera estar detrás del Frente Amplio, estarían sobradamente justificadas, tras comprobarse a partir de las filtraciones de DCLeaks del año pasado, que uno de los líderes del Frente Amplio, Giorgio Jackson, recibió dinero del oligarca cuando dirigía Revolución Democrática, un partido político nacido de las movilizaciones estudiantiles en Chile y que se ha integrado dentro del Frente Amplio. De hecho Giorgio Jackson es el líder más carismático del Frente Amplio, tal y como se constata al comprobar que ha sido el diputado más votado y por tanto el más popular.

Al igual que Podemos en España, las decisiones del partido se toman en asambleas que dan la apariencia de democráticas sin serlo, pues hay cosas que parece que no se quieren consensuar con la militancia. Una de ellas sería la del modelo de Estado. Tanto Podemos como el Frente Amplio proponen una reforma de las normas constitucionales y la plurinacionalidad del Estado, lo cual socava los cimientos del Estado-Nación, última defensa de las personas y sus familias frente al globalismo.

No obstante el Frente Amplio, pese a conseguir el 20,3% de los sufragios, no consiguió superar al sucesor de la socialista Bachelet, si bien éste(Guillier) ya ha asumido gran parte del programa del Frente Amplio, como es la reforma de la Constitución y la implementación del estado plurinacional. Incluso habla de conceder el derecho de autodeterminación de los indígenas, el pueblo Mapuche. Un auténtico sin sentido si se tiene en cuenta que buena parte de la población chilena tiene sangre mapuche, pero que sirve para debilitar la fortaleza de la nación chilena.

Tanto el comunista Artés, como la derecha nacional de Kast, están hablando abiertamente de la injerencia del magnate en la elecciones chilenas, lo cual ha levantado la preocupación de gran parte de la población y de la opinión pública. En cualquier caso toda situación dependerá de los resultados de la segunda vuelta, teniendo en cuenta que en la primera apenas votó el 43% de los electores, así como que Piñera consiga aglutinar a toda la derecha que en principio superaría el 50% de los votos. El apoyo de Kast parece asegurado, no así el de los democristianos de Goic