El pueblo serbio está cansado de luchar para sobrevivir

26.09.2016

El hecho de que el Primer Ministro Vucic está involucrado en la cooperación con los Clinton, muestra que él no sirve a los intereses del pueblo serbio. Por desgracia, la mayoría de los ciudadanos no se dan cuenta de la responsabilidad de su voto durante las elecciones. Por otro lado, el ciudadano corriente no es realmente consciente de la situación real en la que se encuentra el Estado serbio. Pero la mayoría de serbios nunca olvidará todos los males e injusticias que EEUU le ha hecho a Serbia con el apoyo de otras naciones. Cualquiera que sea la razón por la que el primer ministro Vucic es tan familiar con los americanos, hay algunos límites, él debe tener algo de dignidad. Cualquier cooperación con los Clinton, y este tipo de política blanda con los EEUU, es considerada externa a los intereses del pueblo serbio. Parece como el clásico estilo americano de presión y chantajeo. En el fondo, los EEUU intentan controlar a Serbia. Este es su intento habitual para separar a Serbia de Rusia, reducir la influencia rusa, que es ciertamente bastante importante.

El hecho de que la UE aceptará una solicitud de membresía desde Bosnia y Herzegovina también es muy disputable para el pueblo serbio. Los “grandes” líderes occidentales están intentando desestabilizar y humillar a Serbia para lograr alcanzar sus planes egoístas. Vemos cómo están proponiéndole a todos los vecinos de Serbia –las antiguas repúblicas yugoslavas- que se unan a la UE, pero no a Serbia. Obviamente, ellos no nos quieren en su compañía. Ellos quieren que seamos sus esclavos. Quieren que seamos una parte de su familia, pero no queremos ser humillados y destruidos. La membresía en la UE no obstante, no es tan buena como parece.

Nadie sabe lo que esperar por el futuro de Serbia. Hay una brecha entre el gobierno serbio y el pueblo serbio. Esto es un gran problema, no hay mutua comprensión y cooperación para nuestro futuro. Realmente estamos en la intersección del conflicto con los EEUU y nuestros intereses. Otra cosa es que los americanos están intentando arruinar todas las buenas relaciones de Serbia con Rusia. Ahí están algunos problemas esenciales. Los serbios están desmoralizados. De algún modo, puede decirse que realmente nadie tiene miedo de nada más. Cualquier cosa que pueda ocurrir, ocurrirá, y en todo caso va a ser malo para nosotros. La gente está cansada, no hay más fuerza para luchar por nuestra posición serbia. No se sabe que esperar.

Recientemente, hubo un desfile del orgullo gay. Este es el mejor retrato de nuestra consciencia, que la actitud de los serbios está en las cosas que no quieren. Durante este desfile hubo unos 30 activistas y 300 periodistas. Todo el centro de Belgrado estuvo bloqueado y se convirtió en una ciudad fantasma. Los ciudadanos ya no tienen una tremenda preocupación sobre el orgullo gay, nadie ve ninguna solución o cualquier punto de entendimiento.

Podemos decir que todo el mundo está cansado. No hay acciones contra las escenificaciones del lobby LGBT. Algunos gamberros usaron la situación para luchar contra la policía, pero definitivamente no tienen una preocupación real sobre la creciente normalización de la homosexualidad. Aquellos gamberros no estaban inspirados por el mismo sentimiento que tiene toda Serbia sobre este tema. También es posible que ellos pudieran haber sido un instrumento de algunas personas del gobierno para hacer alguna simulación de actividad. Este año no había nadie en las calles, la gente corriente está muy exhausta de la simple lucha de intentar arreglárselas. A nadie le importa ya que desfilen 30 lesbianas y gays. Todo el mundo sólo quiere que el día termine. La gente estaba en casa, nadie salió a las calles por su propia voluntad, y eso muestra la actitud social en esta coyuntura. No querían dar a los provocadores esa satisfacción de sentirse importantes.

No sabemos lo que esperar de la denominada república de Kosovo. No sabemos lo que la UE quiere de Serbia. El gobierno serbio está aproximándose a Washington. Así que, la gente está realmente confusa y sólo espera. La historia de serbia muestra que en cualquier momento, cuando los serbios están al borde, algunas cosas malas ocurren.