El pentágono lanza una amenaza a La India y Turquía

25.06.2018

Múltiples razones como el miedo, la codicia o simple avaricia, pueden haber impulsado a Washington de intentar disuadir a socios de Rusia de comprar los sistemas antiaéreos s-400. Luego de haber insinuado la implementación de posibles sanciones, el pentágono ha tomado la decisión de subir al siguiente nivel: el chantaje directo. Y unos de los casos más destacables en este tema son los de La India y Turquía.

El pentágono se ha dedicado a advertir a los compradores de armamento proveniente de Rusia, en especial de los sistemas antiaéreos s-400. Y para el caso de Nueva Delhi y Ankara, el pentágono ha ofrecido una clara elección: ‘nosotros o los rusos, no ambos’.

La India: S-400 o drones MQ-1 Predator.

La adquisición de los sistemas modernos rusos afectaría los suministros de equipos de tecnología de punta de los Estados Unidos a La Inda, ha advertido William Thornberry, presidente del Comité de las Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes de EEUU, en una entrevista con el medio indio NDTV.

“Me temo que la adquisición de estas tecnologías limitará la comodidad con la que EEUU suministre tecnologías adicionales a cualquier país”.

Tanto Rusia como USA han sido socios importantes de La India, pero es Rusia quien por décadas ha suministrado la mayor parte de los equipos bélicos al país.

Un caso similar, el mimo ente suministró una enmienda en el proyecto de ley sobre el presupuesto de defensa de EEUU para el año 2019 que podría privar a Ankara de los cazas de quinta generación F-35A.

“Hay una enorme vacilación a la hora de transferir las sensibles aeronaves F-35 y su tecnología a una nación que acaba de comprar el sistema de defensa antiaérea diseñado para derribar estos mismos aviones”, comentó la senadora Jeanne Shaheen, una de las autores de la enmienda.