El muro de Trump y la agenda neoliberal: Un breve análisis

07.02.2017

Esta fue otra propuesta muy controvertida y polémica por Trump.

Realmente, el coste de este muro es minúsculo, está entre 8.000 millones y 25.000 millones de dólares, lo que  realmente no es nada cuando se trata del presupuesto federal. Muy probablemente, va a costar en torno a 15.000 millones de dólares.

El muro va a abarcar 1.300 millas desde Texas a Nuevo México. También se dice que será de 50 pies de alto, lo cual es increíble.

Creo que gran parte de esta orden ejecutiva es la teatralidad de Trump. Mucha gente dice que esto nunca va a ocurrir. Trump ya está cambiando su retórica. Él solía decir que nosotros vamos a hacer que México pague por el muro. Entonces, hace unos días, dijo que los contribuyentes estadounidenses van a pagar primero por ello, y después México va a reembolsárnoslo. Esto es una locura completa.

Como sabemos, tanto el anterior como el actual presidente de México han dicho que no van a pagar por el muro. También, el presidente mexicano Enrique Peña Nieto canceló su visita a Washington, que estaba prevista para el 31 de enero.

Pero hemos de admitir: Hay mucho crimen organizado que no solo viene desde México, sino también de países como Nicaragua, El Salvador, y Panamá.

En mi estado de residencia, California, el mayor problema de pandillas dentro del sistema de prisiones son aquellas pandillas muy peligrosas de El Salvador, que son criminales y traficantes de drogas.

En California, tenemos un excelente departamento de correcciones, en otras palabras, un complejo industrial de prisiones. La última estimación que leí dice que por cada recluso gastamos 41.000 dólares. Muchos de estos presos son inmigrantes ilegales y criminales que nosotros mandamos de vuelta, pero continúan regresando a los EEUU. El dinero de los contribuyentes está siendo derrochado en ellos.

También hay mucha hipocresía en el lado mejicano, porque ellos tienen una política fronteriza muy estricta con sus vecinos del sur. Pero cuando se trata de nuestra frontera, de repente, aparece la agenda neoliberal de los globalistas, y de repente  no deberíamos tener una frontera entre nosotros y México.

Personalmente creo que los muros y las vallas hacen buenos vecinos a los mejores vecinos.

Otra razón por la que deberíamos tener una regulación fronteriza mucho más estricta es debido al narcoterrorismo. Esto realmente se extiende a estados como Arizona y Nuevo México. Afortunadamente, California y  Texas, debido a que son muy poderosos y ricos, han conseguido mantener a esas personas fuera. Pero estados pobres como Arizona realmente han sido afectados. Estos narcoterroristas de muchos países de América central, incluyendo México, han estado quitándole la paz y la tranquilidad a la gente. Así que esta es otra razón por la que nosotros deberíamos ser más realistas en cuanto al muro.

Por otro lado, estamos dependiendo de los negocios con México y este muro va a eliminar a un gran segmento del negocio e ingresos por impuestos. Por tanto, es un tema muy complejo.

Creo que este es el principio de una nueva tendencia que estamos viendo no solamente en EEUU, sino también en Europa con la enorme crisis de refugiados y debido al modelo de globalización que hemos tenido y está desmoronándose miserablemente. Puede que necesitemos reformar la agenda globalista neoliberal y volver a las naciones que todavía tienen su soberanía. Esto es muy importante.