¿El fracaso atlantista en Turquía, impulsará la creación de una mini-OTAN en el noreste de Europa?

24.08.2016

Tras el fallido golpe a medios de julio de 2016, el fortalecimiento del eurasianismo en Turquía podría conducir a una presión atlantista más fuerte sobre el frente nororiental de Europa hacia Rusia.

Si Turquía decide soltarse del dominio atlantista, y unirse a las fuerzas del eurasianismo y la multipolaridad, podría desencadenar una mayor integración de los países nórdicos, bálticos y de Europa oriental, orientados al euro-atlantismo, en un intento para levantar presión hacia el Heartland Euroasiático, a saber, Rusia. Y con las conversaciones sobre la creación de una mini-OTAN compuesta de estos mismos estados, funcionando como una espada atlantista apuntando hacia Rusia, que abarca desde el ártico, bajando a través del báltico, y todo el trecho hasta Ucrania.

Erich Dietz, un analista político en La Haya, ha hecho comentarios refiriéndose a tal realidad potencial, diciendo que los EEUU quieren ver un “frente fuerte y unificado de fuerzas militares y de seguridad”, compuesto de los países nórdicos destinados a enfrentarse a Rusia en la región ártica y el mar báltico (O’Dwyer: 18 de mayo de 2016).

Dietz, después continúa explicando que: “Los estados nórdicos son modernos, políticamente estables, y economías planificadas bien dirigidas. El mensaje desde Washington es que juntos ellos tienen la fuerza económica y los recursos para construir una robusta defensa regional común en colaboración con los EEUU y la OTAN” (ibíd.). De ese modo los EEUU tienen un interés muy fuerte en reforzar su presencia y participación en esta área, especialmente a la luz del frágil armisticio en Ucrania, un armisticio que podría agravarse en violencia –desencadenando una respuesta de la OTAN- debido a una provocación o un reanudado acto de violencia desde el gobierno de Kiev respaldado por EEUU u otros agentes dentro de Ucrania.

En este sentido, déjenme echar un vistazo a lo que vemos que ocurre en Europa nororiental, y que las organizaciones o tratos podrían implicar futuras operaciones de naturaleza confrontativa frente a nuestro vecino del este.

En 2009, se estableció la Cooperación de Defensa Nórdica (NORDEFCO=, construida sobre los fundamentos de anteriores acuerdos de seguridad intra-nórdicos que databan del fin de la segunda guerra mundial. Aunque NORDEFCO es una alianza nórdica, no obstante, está asociada de cerca tanto con la OTAN como con la UE; así haciéndola una herramienta potencial para intereses atlantistas en y entorno al área de Escandinavia.  

En junio de 2016, se informó que NORDEFCO está involucrada en la integración y fortalecimiento de las conexiones militares e industriales entre los estados nórdicos miembro. Un ejemplo de esto puede ser ilustrado por la adquisición del 49,9% de las participaciones de Kongsberg Defensa y Aeroespacio, por el grupo de defensa Patria Oyj, del que es propietario el estado finlandés (O’Dwyer: 10 de junio de 2016). Por tanto, la creación de un complejo militar industrial pan-nórdico podría estar en marcha.

También, en la región del báltico donde fue decidido recientemente por la OTAN el establecimiento de una fuerza militar permanente mirando a Rusia, los pequeños estados de Estonia, Letonia y Lituania están pagando un alto precio financiero. El gobierno lituano ha acordado incrementar el gasto del presupuesto nacional en el sector militar un 32%, planeando alcanzar la demanda de la OTAN para el 2% del gasto del PIB por 2020. El gasto del PIB de Estonia ya está excediendo el 2,1%, y Lituania incrementó su presupuesto de defensa un 12% también en un intento por alcanzar el 2% del PIB para 2020 (O’Dwyer: 27 de junio de 2016).

Polonia también es un importante peón en el juego euro-atlantista. Recientemente el gobierno polaco decidió provocar a Moscú por elegir no renovar el acuerdo fronterizo especial que Polonia tenía con Rusia al respecto del transporte terrestre a y desde Kaliningrado. Es más, los EEUU construyen en Polonia el sistema de misiles de la OTAN aún en construcción, destinado a proteger a Europa de los “misiles iraníes” [SIC] (Huffington Post: 8 de julio de 2016) y que será plenamente operativo a finales de 2018, no debería descartarse como una potencial arma ofensiva en una situación hostil entre “Este” y “Oeste”.

En el caso de los países nórdicos: A pesar de que Suecia y Finlandia no son miembros de la OTAN, están sin embargo, enlazados de cerca con esta organización atlantista en áreas tales como la movilización militar, el rearme y la inteligencia compartida. Mientras tanto, Noruega y Dinamarca están gastando sumas sin precedentes en la modernización militar. Hace algunos meses, Dinamarca hizo el gasto militar más grande en su historia cuando fueron encargados 27 cazas de combate americanos por el gobierno danés. En Noruega, 11 bases militares están señaladas para ser clausuradas en pos de reunir fondos para futuras inversiones en el ejército. El nivel de inversiones planeadas  en las fuerzas armadas es el más alto hecho por el gobierno noruego desde el fin de la guerra fría. De hecho, los próximos 20 años el gobierno noruego está planeando invertir en torno a 19.800 millones de dólares en modernizar al ejército; en 2016 solamente el presupuesto de defensa se ha incrementado un 9,8% (O’Dwyer: 1 de julio de 2016). Es más, Noruega está lista para comprar 52 nuevos cazas de combate producidos en EEUU, modelo Lockheed Martin F-35ª, del mismo tipo que Dinamarca, con un coste estimado de 10.000 millones de dólares.

Con todo lo anterior en mente, está claro que las cosas están puestas en movimiento por los EEUU y sus marionetas euro-atlantistas en Europa nororiental para una mayor confrontación, creación de miedo, y militarización a costa de los contribuyentes. Si todo el foco ahora estará puesto en una mayor militarización, e integración de inteligencia de Europa nororiental y la creación de una mini-OTAN, bajo el control de Washington por supuesto, podemos anticipar acciones todavía menos amistosas además de provocadoras hacia Rusia y otros países orientados al eurasianismo.

Fuentes:

"NATO Takes Over U.S.-Built Missile Shield, Amid Russian Suspicion" Huffington Post. Reuters, 8th July, 2016. Web. http://www.huffingtonpost.com/entry/nato-takes-control-of-us-built-missile-defense-shield_us_578009d5e4b0344d514f528b

O'Dwyer, Gerard. "Nordic Group Tasked With Strengthening Industry-Military Relations" Defense News. 10th June, 2016. Web. http://www.defensenews.com/story/defense/policy-budget/industry/2016/06/10/nordic-military-industry-procurement/85686186/

---. "Norway To Reorganize Defense Spending in Response to 'Unpredictable' Russia" Defense News. 1st July, 2016. Web. http://www.defensenews.com/story/defense/policy-budget/budget/2016/07/01/norway-military-budget-reorganization-armed-forces/8658...

---. "Rising Tensions Boost Nordic, Baltic Spending" Defense News. 27th June, 2015. Web. http://www.defensenews.com/story/defense/policy-budget/2015/06/27/finland-sweden-russia-nato-baltics-tensions-budgets-gdp/29289941/

---. "US Supports Drive for Nordic Defense Cooperation" Defense News. 18th May, 2016. Web. http://www.defensenews.com/story/defense/policy-budget/2016/05/18/us-supports-drive-nordic-defense-cooperation/84543374/