EL CASO DEL BANCO POPULAR

11.08.2017

EVIDENCIA MÁXIMA DE LA DEPREDACIÓN Y EL EXPOLIO DE LAS AUTORIDADES COMUNITARIAS CONTRA LOS CIUDADANOS EUROPEOS

La Unión Europea es una farsa. Un tinglado de ultracapitalistas cuyo único afán es depredar las propiedades de los europeos. Es un centro de saqueo de los esfuerzos y ahorros de millones de personas que confiadas en sus autoridades son víctimas de un gran latrocinio y falsedad.

Es pura fachada la autorización de las autoridades de la competencia a la adquisición del Banco Popular por el Banco Santander por un euro ( consultable en http://europa.eu/rapid/press-release_IP-17-2421_es.htm ) cuando es precisamente la Comisión Europea la que decidió dicha expropiación ( consultable en http://europa.eu/rapid/press-release_IP-17-1556_en.htm ) el pasado 7 de junio.

En la Unión Europea no se respeta el derecho de propiedad, derecho fundamental del que disfrutamos gracias a su configuración por la Antiguo Roma, con lo que nuestro sistema jurídico está actualmente en “jaque mate” y es pura farsa y complicidad hacia los piratas que moran en Bruselas.

¿Qué autoridad moral tiene la Unión Europea para fijar duras sanciones económicas contra la Federación Rusa cuando es incapaz de proteger el derecho de propiedad de sus propios ciudadanos?

¿Qué no dirían los “Mass Media” subvencionados que padecemos en nuestro Viejo Continente si a cientos de miles de rusos el actual Gobierno de la Federación les expropiaran sus propiedades?

Pues esto es precisamente lo que ha sucedido en España, que 300.000 pequeños accionistas del Banco Popular han visto como sus ahorros han sido expropiados por la Unión Europea que ha promovido la adquisición de una Banco solvente como era el Banco Popular por parte de ese monstruo de las depredaciones financieras que es Banco Santander por un precio simbólico de un euro, alegando para ello que el Banco Popular tenía muchas pérdidas latentes en sus balances contables, cosa que evidentemente es mentira; prueba de ello es que el Banco Santander ha vendido los activos tóxicos del Banco Popularcon un valor nominal de 30.000 millones de euros al Fondo Buitre estadounidense Blackstone por un valor estimado de 5.000 millones de euros.

No está nada mal; por un solo euro, Banco Santander obtiene sólo de la parte mala de la cartera crediticia del Banco Popular un total de 5.000 millones de euros.Y de ello nos enteramos en pleno mes de Agosto…. donde en España y Europa casi todo el Mundo está de vacaciones.

Y toda esta operación especulativa está en el marco del rescate financiero que sufrió España en el 2012, cuyos desgraciados resultados no son tan aparentes como en Grecia u otras Naciones sometidas, pero donde existen cláusulas oscuras y veladas de las que nos vamos enterando poco a poco con casos como el del Banco Popular.

Y lo peor de todo es que en España no se alzará una sola voz de los partidos representativos actuales contra este expolio; desde la izquierda más radical a la derecha más carca sólo existe en vasallaje a la Unión Europea y a los piratas que la dirigen.

Y todavía se extrañan que cada vez más patriotas veamos en Putin y su Gobierno un ejemplo de independencia y servicio a su Nación y ambicionemos para nuestra Patria exactamente lo mismo; que se respeten nuestras propiedades de agresiones internas y externas y que no nos esquilmen por la vía de esta nueva forma de colonización ultracapitalista que son los Fondos Buitre.

Hoy España es pasto de los Fondos Buitre pero se puede luchar contra ellos; han entrado a saco en nuestras ciudades y campos, por la puerta de atrás, como lo hizo Napoleón en 1808 para desgracia suya y de su Imperio.De nuevo David contra Goliath; de nuevo una precisa liberación ante las nuevas formas de esclavitud, en este caso económica.

Estamos ante el expolio más grosero de la Unión Europea de las últimas décadas, un hito en las nuevas formas de la depredación, un acto de hostilidad sin precedentes pues las propiedades de millones de españoles han pasado oscuramente a manos de los Fondos Buitre y nada bueno se puede esperar de ellos, pues ni crean riqueza, ni empleo directo, ni cotizaciones a la Seguridad Social, ni pagan impuestos, …., son la especulación en estado puro pues se quedan con ingentes propiedades a precio de saldo.

Se ha declarado la guerra económica contra los españoles por parte de nuestras propias autoridades. Dejando entrar en nuestro solar patrio a estos depredadores financieros se alterará el orden y la paz de las familias españolas.

Los nuevos escenarios de las guerras se plantean de esta manera; ya no hay agresiones externas sino usurpaciones internas, silenciosas, legales y especulativas.

Blackstone y la patronal de los Fondos Buitre podrán cantar victoria y las autoridades europeas y españolas irse de vacaciones a disfrutar de la “dolce vita” porque en su prepotencia no son capaces de comprender que con este último latrocinio se ha cruzado un umbral, se ha marcado un hito y se ha abierto un nuevo capítulo en la Historia.

Los españoles van a abrir los ojos, caída la venda de los hipócritas “Mass Media”, y van a reaccionar ante esta brutal agresión económica.
Somos hijos de Viriato y de los Capitanes Daoiz y Velarde.

Los Fondos Buitre y las autoridades españolas y comunitarias desconocerán a estos personajes de nuestra Historia porque ellos lo miden todo en términos de rentabilidades y saqueos pero harían bien en informarse un poco de que una Nación es algo más de lo que tiene un valor económico, una Nación es ante todo su Alma Colectiva y su voluntad de sobrevivir.

España son más de dos mil años de Historia aferrada a sus ideales y nobleza.

Lo gritan nuestros libros de Historia y los Monumentos que aún se pueden admirar en los confines del Mundo.