Cruzofobia

Vigilia Ciudadana para proteger la Cruz 1 (Foto Plataforma Defensa de la Cruz Facebook)
15.03.2018

«España, evangelizadora de la mitad del orbe; España martillo de herejes, luz de Trento, espada de Roma, cuna de S. Ignacio...; ésa es nuestra grandeza y nuestra unidad; no tenemos otra. El día en que acabe de perderse, España volverá al cantonalismo de los arévacos y de los vetones o de los reyes de taifas. »

(Marcelino Menéndez Pelayo)

 

Estos meses de enero y febrero, ha salido a la palestra mediática la retirada en Callosa del Segura (Alicante), de la Cruz situada en la plaza del municipio. El Ayuntamiento, ordenó retirar la Cruz en base a la Ley de Memoria Histórica. Los vecinos durante meses se han opuesto a tal decisión municipal creándose una Plataforma en su defensa e incluso estableciéndose guardias nocturnas de ciudadanos ante la Cruz para evitar su derribo.

Al final, la Cruz fue retirada, gracias a la labor de presidente de la Corporación Local, el alcalde socialista Fran Maciá, con la colaboración del subdelegado del gobierno de Alicante, del Partido Popular, que dispuso de los medios necesarios para llevar a cabo la retirada.  

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=E4zoeeBM02A

 

 

El motivo alegado por parte de las fuerzas políticas (tanto derechas como izquierdas) es siempre el mismo: “el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica”; ahora bien, ¿cómo puede ser una Cruz franquista?

Es curioso como en el caso de la Cruz de Callosa de Segura; aunque la Cruz fue construida durante el Gobierno del General Franco, en ella no existía hoy en día ningún símbolo partidista o ideológico que avocase el régimen anterior.

Durante la Transición, numerosas Cruces a los Caídos fueron modificadas en son de la reconciliación. En algunas ocasiones se añadieron los nombres de todos los caídos del municipio, en otros, como en el caso de Callosa, se borraron los existentes. Quizás la problemática del stablishment  no sea una “Cruz franquista”, sino solamente LA CRUZ en sentidos estricto (recomiendo este artículo al respecto).

Esta suposición que viene a la cabeza, “el ánimo cruzofóbico”, queda reflejado por otro lado en la campaña contra el Valle de los Caídos desde la promulgación de la Ley de la Memoria Histórica. Es curioso como el stablishment político-mediático español arremete contra el Valle de los Caídos, que al fin al cabo es una Basílica donde descansan muertos de ambos bandos, y no contra quizás monumentos con una mayor y marcada manifestación triunfalista como es el Arco de la Victoria de Moncloa en Madrid. Hay que recordad que la Cruz del Valle de los Caídos, hablando de cruces, tiene más de 150 metros, es la Cruz más grande del occidente cristiano. Al igual que su Basílica es de las más grande de la Cristiandad.

Arco de la Victoria y Cruz del Valle de los Caídos (150metros). Fuente Wikipedia

 

Esta supuesta necesidad de quitar cruces, o exacerbado laicismo contra los sentimientos religiosos de la mayoría de los españoles, no solo es manifestada en el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica; sino también en otros ámbitos:

-          Políticos, personalidades y medios de comunicación que felicitan todas las festividades de todas las religiones menos las cristianas.

-          Mofa, burla o atentados de mayor o menor intensidad a los sentimientos religiosos cristianos.  

-          Retirada de simbología religiosa o laicización de todas las celebraciones o actos.

-          Declaraciones y Acciones marcadamente cristianofóbicas por parte de numerosas personalidades políticas, mediáticas, …

 

En cuanto a la Cruz, como símbolo, viene a colación lo establecido por un Tribunal Italiano en el Caso Lautsi en 2005 estableciendo que: “el crucifijo era un símbolo de la cultura y la historia italianas y, por tanto, de la identidad del país, y añadieron que al mismo tiempo funcionaba como un símbolo de igualdad, libertad y tolerancia, y del laicismo del Estado”. El caso llegó al en 2011 TEDH donde determinó que no existía violación a ningún derecho el hecho de la existencia de un crucifijo en la escuela.  (ver análisis jurídico de la sentencia)

 

En conclusión, volviendo a la cita de D. Marcelino Menéndez Pelayo, yanos avisó hace más de cien años, que todo ataque a la identidad cristiana de España, debilita y atomiza nuestra Patria, de ahí el ahínco de la anti-España de querer acabar con el cristianismo en España para así querer acabar con nuestra Patria y nuestra Identidad.

 

Conversión de Recaredo (587) III Concilio Toledo