Conspiradores turcos: Quién es quién

21.07.2016

El antiguo comandante de la fuerza aérea, General Akın Öztürk ha sido descrito como el cabecilla del golpe frustrado.

Öztürk también sirvió en la embajada turca en Tel Aviv desde 1998 al 2000. Fue el adjunto militar en Israel. La figura militar de 64 años dimitió como comandante de la fuerza aérea el pasado año, pero continuó en servicio, en el Consejo Militar Supremo de Turquía.

Fue honrado con medallas por su propia fuerza aérea así como desde la OTAN.

El segundo general de alto rango detenido es el comandante del segundo ejército, General Adem Huduti.

Fue comandante de las fuerzas de paz turcochipriotas con el rango de Teniente General entre 2010 y 2012. En agosto de 2012 aceptó una posición en el Mando logístico al por mayor del ejército en Ankara.

El segundo ejército, destinado en Malatya, es responsable por la protección de las fronteras turcas con Siria, Irak e Irán.

El Comandante de la guarnición de Malatya, General Mayor avni Angun, y el comandante del tercer ejército Erdal Öztürk también fueron detenidos.

Ellos también estaban bien conectados con la OTAN.

El General de Brigada, Bekir Ercan, comandante de la base aérea de Incirlik, también fue arrestado.

El punto es que los cazas que atacaron un edificio en Ankara fueron apoyados por las aeronaves destinadas en la base aérea de Incirlik. Esta base también está siendo usada por la coalición encabezada por los EEUU en la lucha contra el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL). Sobre 1.500 miembros de servicio de los EEUU están ahí.

Es importante anotar que el asistente militar principal del presidente turco Recep Tayyip Erdogan, Coronel, Ali Yazici.

Como parte de las operaciones sobre los supuestos golpistas, los equipos policiales entraron en la Academia de la Fuerza Aérea en el barrio de Yeşilköy en el distrito Bakırköy de Estambul el 18 de julio, deteniendo a cuatro soldados, incluyendo un coronel.

Según fuentes turcas, 25 generales y oficiales mantuvieron una reunión secreta en el campus y quitaron las cámaras de vigilancia y los discos duros después.

Funcionarios turcos dijeron que el golpe fue lanzado en julio debido a una próxima reunión en el Consejo Militar Supremo, que se convoca cada agosto para considerar los nombramientos y jubilaciones militares.

Tras el golpe, 7.543 personas han sido detenidas, incluyendo 100 agentes de policía, 6.038 soldados, 755 jueces y fiscales, y 650 civiles. De estos, 316 han sido arrestados.