CONCLUSIONES TRAS LAS ELECCIONES DE CATALUÑA

25.12.2017

Las elecciones celebradas en Cataluña  el pasado 21 de Diciembre arrojaron una gran participación y la victoria de los partidos independentistas en cuanto al número de escaños obtenidos, pero una clara derrota si las elecciones hubieran tenido la condición de referéndum de autodeterminación pactado, pues casi un 53% de los votantes dijeron no a la independencia de Cataluña del Reino de España.

Los partidos triunfadores de la noche electoral, fueron Ciudadanos de Inés Arrimadas, que ganó las elecciones con 37 escaños y más del 25% de los votos emitidos, así como el partido JxCAT del ex-presidente Carles Puigdemont, que cuando todas las encuestas de hace un mes vaticinaban un hundimiento importante de su partido intención de voto, se situó como segunda fuerza política en el Parlamento con 34 escaños. Lo expertos señalan que gran parte del éxito se debe a que Tv3 no fuera intervenida por el Gobierno tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución española.

Desde un punto de vista del eje político izquierda-derecha, se constata la estrepitosa derrota de una izquierda que seducida por el nacionalismo catalán, ha entregado la mayoría del voto obrero del cinturón rojo de Cataluña a Ciudadanos, mientras el voto agrario y rural seguía dando su confianza a los sucesores de CiU. 

Por otro lado, el partido trostkista y secesionista de la CUP, así como el Partido Popular, fueron las formaciones políticas que obtuvieron peores resultados, al perder los primeros 6 diputados y los segundos 8 diputados. Ambos, si no reciben prestamos, no podrán formar grupo político propio y tendrán que compartir el grupo mixto con 4 y 3 escaños cada uno.

Ante los pauperrimos resultados del partido del Gobierno de Mariano Rajoy, sólo cabe constatar la nefasta estrategia e improvisación de la Vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáez de Santamaría. Mientras el Ministro de Asuntos Exteriores y la Ministra de Defensa acusaban a Rusia de injerencias en la región española de Cataluña, Ciudadanos reconducía a través de Sociedad Civil Catalana las multitudinarias manifestaciones españolistas que habían sido promovidas realmente por la organización cultural Somatemps y el partido político Plataforma por Catalunya. Si hace meses el influyente eurodiputado González Pons apostaba por Hillary Clinton y ganaba Donald Trump, lo que ocasionó meses distanciamiento entre el ejecutivo de Mariano Rajoy y la administración Trump, esta vez el mismo eurodiputado embarcó a su partido en la pista de la injerencia rusa y Ciudadanos consiguió 37 escaños y el PP 3.

A todo lo anteriormente descrito, habría que señalar el error táctico que para el PP han supuesto unas elecciones tan precipitadas tras la aplicación del artículo 155, pues las prisas y los complejos han sido malos consejeros, y lo que se hizo pensando en evitar una sangría mayor de votos, ha acabado convirtiéndose en una desaparición del grupo parlamentario en Cataluña, lo que podría acabar contagiando al resto del Estado y convertir a Ciudadanos en el partido hegemónico del centro derecha español y al partido del Gobierno en una versión 2.0 de Alianza Popular. Este miedo y desesperación, además de una lucha de poder en el interior del grupo Vocento, es lo que explica que el Partido Popular solicite pena de prisión para el director del conservador diario ABC por publicar una entrevista de Inés Arrimadas durante la jornada de reflexión, lo que socava derechos fundamentales como el de la libertad de expresión y que es un derecho inalienable en cualquier democracia que se precie.

En esta guerra que se vislumbra a corto y medio plazo entre el PP y Ciudadanos por el control del centro derecha español, parece que el partido de Albert Rivera contará con el apoyo de los críticos a a la actual dirección del Partido Popular, a la que éstos acusan de “socialdemócrata” y de haber abandonado los principios liberal-conservadores que consideran la esencia del partido. Dentro de este contexto habría que tomar las felicitaciones que el Presidente de FAES, José María Aznar, ha dado a Ciudadanos.