Ataque en Niza

16.07.2016

El terrorismo engendra terrorismo. Esa es la historia del terrorismo desde el principio de la historia antigua y moderna. Antes de la Primera Guerra Mundial hubo ataques terroristas continuos en las capitales de Europa occidental y oriental, que culminaron con el asesinato del archiduque Fernando, lo que condujo a la Primera Guerra Mundial

En nuestros tiempos modernos, fue la C.I.A. la que ayudó a crear y nutrir militarmente a Al Qaeda contra las Fuerzas Armadas soviéticas que habían sido invitadas legalmente por el Gobierno comunista de Afganistán para luchar contra los talibanes y otras fuerzas reaccionarias que estaban siendo apoyadas por el régimen de Washington. Con la invasión de Irak por el régimen de Bush, Al-Qaeda se dividió en el ISIS o Daesh en su desarrollo como un grupo de insurgencia contra el imperialismo occidental.

En otras palabras, creamos el niño que se convirtió en un monstruo. Dentro de la sociedad norteamericana actual estamos asistiendo al desarrollo de una sociedad socialmente loca, e independientemente de si estamos a la izquierda o hacia la derecha, la mayoría de los estadounidenses son primitivos y atrasados social, educativa y políticamente. Al tiempo que implosionamos como nación, Obama firmó el 1 de julio del año 2016 lo que se conoce como UNITED STATES POLICY ON PRE- AND POST-STRIKE MEASURES TO ADDRESS CIVILIAN CASUALTIES IN U.S. OPERATIONS INVOLVING THE USE OF FORCE [Política de Estados Unidos de medidas pre y post ataque para abordar las bajas civiles en operaciones de EE.UU. que impliquen el uso de la fuerza]. Este documento debe leerse muy de cerca, ya que permite a los militares de EE.UU. utilizar la fuerza contra los ciudadanos norteamericanos en el interior de los Estados Unidos.

El terrorismo es un estado político personal, que gravita hacia un estado objetivo contra un pueblo y un Estado-nación. En las semanas, meses y años venideros vamos a ser testigos, los que sobrevivan, del último horror que Estados Unidos y otras naciones occidentales crearon, todo en la búsqueda de la hegemonía mundial. En los Estados Unidos hemos entrado en la época de Weimar, como era conocida en la Alemania pre-nazi.

El terrorismo engendra terrorismo, y la historia verá a los Estados Unidos y su gente como responsables de la participación en la creación de aquellas organizaciones de terroristas que mataron masas humanas con indiferencia y sin piedad.