Las élites contraatacan: Wisconsin frente a Trump

La campaña de información contra Donald Trump ha dado sus primeros frutos. El candidato republicano y protegido de las élites financieras globales, Ted Cruz, ganó en las primarias de Wisconsin obteniendo los 42 delegados del estado.

Una pequeña victoria

Ted Cruz y la gran mayoría de los medios de comunicación estadounidenses, controlados por las élites, ya han descrito la victoria en Wisconsin como un "punto de inflexión". Sin embargo, la brecha entre Cruz y Trump es todavía de varios cientos de delegados, por lo que la única esperanza para Ted Cruz es una votación más en la convención del Partido Republicano. Esto ocurrirá si a mediados de julio, Donald Trump no llegara a obtener los 1247 votos necesarios para ganar.

Demasiado pronto para alegrarse

A pesar de los esfuerzos de los medios de comunicación, la victoria en Wisconsin no es el momento clave de la carrera, ya que los acontecimientos más importantes se espera sucederán a lo largo de este mes. El 19 de abril, se llevarán a cabo las primarias en Nueva York, el estado natal de Donald Trump, donde se decidirá el destino de los 95 votos de los delegados. También, el 26 de abril, votarán los residentes de Connecticut, Delaware, Maryland, Pennsylvania, y Rhode Island. En este día, se distribuirán 172 delegados.

El alboroto de los demócratas

Bernie Sanders ganó de nuevo, pero su futuro sigue siendo el mismo, debido al sistema de distribución proporcional de los votos. La brecha actual entre Clinton y Sanders es enorme.