Grecia aprueba una ley de reforma de la seguridad social

El Parlamento griego aprobó una polémica ley para cambiar los sistemas de seguridad e impuestos sociales. La ratificación tuvo lugar apenas unas horas antes de una reunión extraordinaria del Eurogrupo en Bruselas para crear las condiciones para nuevos préstamos y para iniciar una conversación sobre el pago de la deuda.

El gobierno de izquierda esta a favor del capitalismo

La ley, que provocó fuertes reacciones por parte de los partidos de la oposición y los sindicatos, fue adoptada por 153 votos de los diputados de la coalición en el poder, mientras que 143 legisladores votaron en contra. Un total de 296 parlamentarios tomaron parte en una votación nominal, que tuvo lugar el domingo por la noche.

El controvertido proyecto de ley está destinado a nuevos recortes de pensiones y al aumento de las contribuciones a los fondos de la seguridad social. También se subieron los impuestos.

Durante su intervención en el pleno, poco antes de la votación, el primer ministro Alexis Tsipras dijo que el gobierno tiene la intención de distribuir equitativamente la carga.

Sin embargo, los críticos de la nueva ley argumentan que debido a los impuestos directos e indirectos a los fondos, el gobierno va a "asfixiar" a las clases pobres y a la clase media del pais.

Las acciones de protesta

El domingo, en Atenas y otras ciudades importantes de Grecia hubo grandes demostraciones de protesta contra el proyecto de ley.

De acuerdo con estimaciones de la policía, unos 7.000 manifestantes, en su mayoría miembros del sindicato PAME, iniciaron una manifestación en el centro de Atenas. La GSEE y la ADEDY, los dos sindicatos más grandes del sector privado y público en Grecia, compuesto de dos millones de empleados, también realizaron una manifestación y un concierto en la plaza Syntagma frente al Parlamento, mientras que otros sindicatos de periodistas, maestros y policías realizaron marchas separadas.

Las protestas tuvieron lugar inmediatamente después de la huelga general de 48 horas que paralizó el sector público en todo el país el viernes y el sábado, y fueron la culminación de una larga serie de huelgas y protestas contra las reformas.

Grecia en el sistema de supresión de la UE

Como se puede ver, no importa quién esté en el poder en Grecia: la burocracia de Bruselas manipula con eficacia el gobierno del pais. Mientras que la mayoría de la población griega se opuso previamente al diálogo con la UE, el gobierno de Tsipras ha traicionado los intereses de los griegos haciendo concesiones a Bruselas y a los acreedores.