Comienza en Rusia campaña a gran escala contra el aborto

28.09.2016

Organizaciones no gubernamentales, grupos religiosos y legisladores comenzaron en paralelo a recoger firmas y ejercer presión sobre el gobierno.

Alianza entre cristianos y musulmanes

Ayer, el Patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa Kirill, firmó la petición para prohibir el aborto. Los autores del documento necesitan realizar cambios en la legislación "destinados al reconocimiento de la condición de ser humano de cualquier niño concebido: su vida, salud y bienestar deben de ser protegidos por la ley".

El jefe de la Administración Central Espiritual de los musulmanes de Rusia, el jeque Talgat Tajuddin, también expresó su apoyo a la retirada de la ley del aborto del sistema de seguro médico obligatorio.

Cabe señalar que desde el punto de vista de musulmanes y cristianos, el aborto es considerado un asesinato (la diferencia es que, según la tradición cristiana, el alma se infunde en la concepción, y en la tradición musulmana, hasta 120 días después de la concepción).

Prohibición de las "baby-box"

Hoy se supo que el gobierno de la Federación Rusa dio una respuesta positiva a un proyecto de ley propuesto por la senadora Elena Mizulina, junto con expertos de la organización pública "Resistencia de los Padres de toda Rusia", para prohibir la creación de las "baby-box", instalaciones a modo de inclusa donde se puede abandonar a sus hijos de forma anónima. Se supone que los puntos polémicos serán resueltos durante la segunda lectura de la ley.

Demografía y geopolítica

La decisión en la cuestión del aborto sólo puede compleja y requiere una política de Estado el con propósito de apoyar a las familias numerosas, y hacer cambios de enfoque en los campos de la cultura, la educación y la economía. A lo largo de la última década, se produjo en Rusia un declive en el crecimiento de la población. Sólo en los ultimos años, gracias al apoyo ofrecido por el gobierno a través de subvenciones por el nacimiento del primer y segundo hijos, comenzó un ligero aumento en la población. Sin embargo, estas medidas no son suficientes para lograr el máximo rendimiento en la cantidad adecuada.

Una serie de grupos e iniciativas están desarrollando propuestas para proyectos de ley, teniendo en cuenta las peculiaridades de la cultura rusa y los desafíos contemporáneos. Expertos del centro analítico "Katehon" también participaron en estos trabajos.