Conferencia de los Jefes del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos

18.10.2016

En una base de la Fuerza Aérea de Estados Unidos cerca de Washington se celebra una conferencia del liderazgo militar de los EE.UU.. La conferencia reúne al Presidente del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el general Joseph Dunford.

Los detalles

En la conferencia participan los jefes de defensa estadounidense de 43 países. Este tipo de reunión se lleva a cabo por primera vez en la historia de Estados Unidos. Los temas principales declarados para la discusión: el extremismo y el terrorismo. Sin embargo, a la luz de los acontecimientos recientes, podemos concluir que tambien serán discutidos los medios para contrarrestar el fortalecimiento de Rusia y los centros regionales de poder tales como China, Irán, India, Venezuela y otros países que aspiran a la soberanía y al nuevo mundo multipolar.

Anteriormente, se llevaron a cabo numerosas reuniones y conferencias regionales similares, en los cuales, los jefes de Estado Mayor de Estados Unidos se reunieron con sus "títeres": los ministros de Defensa de los países satélites.

Probablemente estas reuniones fueron celebradas para una comprensión más precisa de sus oportunidades en una región dada. Podemos suponer que después de la conferencia, los jefes de Estado Mayor sostendrán algunas conversaciones explicativas en los paises que estan en sus áreas de responsabilidad.

 

El factor terrorista

Durante la apertura de la conferencia, el general Dunford dijo sin rodeos que "estamos creando la base para esfuerzos militares futuros de Estados Unidos", entre los cuales también se encuentran los esfuerzos financieros. Además, hizo hincapié en que para lograr el objetivo se debe actuar conjuntamente, pero tambien como parte de una red, que está destinada a desarrollarse.

Muchos de los investigadores afirman que el terrorismo surge en lugares donde se encuentran bases militares estadounidenses, y que este hecho no puede considerarse como un accidente. La financiación y el apoyo al terrorismo en los países con gobiernos poco deseables es una forma de desestabilizar la situación.

Recientemente, ha habido varios eventos aparentemente no relacionados entre sí: el intento de ataque terrorista en Venezuela realizado por un opositor que fue entrenado en los Estados Unidos; el asalto de Mosul, en el que los terroristas, con la ayuda de los Estados Unidos, serán trasladados a Siria a través de un corredor humanitario; la introducción de una pausa humanitaria en Alepo, durante la cual, los terroristas tendrán el tiempo suficiente para un descanso; la escalada del conflicto entre la India y Pakistán por culpa de los terroristas de Cachemira; un acto terrorista con carácter anti-chino en la embajada de Kirguistán, producido para empeorar las relaciones entre China y Asia Central; y la designación de un comandante de DAESH que procede de la antigua Unión Soviética. Todos estos eventos tienen dos factores en común: Washington y el terrorismo.

Se puede extraer algunas conclusiones en el contexto de las amenazas de Estados Unidos acerca de una guerra no declarada contra Rusia, si sumamos las palabras que el portavoz del Departamento de Estado dijo al respecto de que Washington tomará medidas contra Rusia, medidas que serán "algo" de lo que no se puede hablar y que tampoco se pueden especificar, y si "este "algo" ya  ha empezado, continua o  se ha acabado".
 

Las direcciones principales

De acuerdo con los informes del Estado Mayor Conjunto, las direcciones principales de Washington son ahora el Oriente Medio y el Pacífico. Rusia se interpone en el camino de Estados Unidos en ambos sentidos. Si la presión atlantista en Medio Oriente es tradicionalmente restringida por Irán, un pais que se ha convertido en el verdadero centro político pese a las sanciones impuestas, en la región del Pacífico el equilibrio de poder está cambiando rápidamente, y no a favor de la Casa Blanca. Muchos de los ex aliados de Washington declaran más fuertemente su soberanía, e incluso Japón, que la sede del Comando Central de Estados Unidos llama la piedra angular de la región, busca cada vez más estrechar lazos con Rusia, y no sólo buscando la solución de la cuestión territorial.