Armenia: entre Rusia y los EE.UU.

El 10 de marzo, en Moscú, el presidente de Armenia, Serzh Sargsyan, se reunirá con el presidente ruso, Vladimir Putin. Los jefes de Estado discutirán los temas de cooperación bilateral, las perspectivas de desarrollo de la Unión Económica Euroasiática y la solución del conflicto en Nagorno-Karabaj.

Aliados

Tradicionalmente Armenia se ha considerado un aliado clave de Rusia en el Cáucaso Sur. Este estado es miembro de la OTSC. En el territorio de Armenia, en Gyumri, se ha instalado una base militar rusa. Los dirigentes armenios califican a Rusia como su aliado estratégico. Armenia se encuentra en la Unión Económica Euroasiática desde el año 2015 .

El conflicto en Nagorno-Karabaj

La posibilidad de reanudar el conflicto de Nagorno-Karabaj es el principal factor de desestabilización de la situación en la región. En cualquier caso, esto implicaría un conflicto armado entre Armenia y Azerbaiyán, en el que Rusia no está interesada. En los últimos años, Rusia ha buscado un acercamiento con Azerbaiyán, manteniendo las relaciones de alianza con Armenia, pero los EE.UU., la UE, y Turquía también luchan influir en este país que es un gran productor de petróleo. En caso de conflicto armado, Rusia se verá obligada a tomar partido uno de los dos bandos. Lo más probable,es que se tratara de Armenia, por lo tanto, Rusia perdería su relación con Azerbaiyán. Rusia est&aacute interesada en la "congelación" de este conflicto, ya que la situación geopolítica actual no se puede resolver de forma pacífica.

Durante el año pasado el número de provocaciones en la línea de contacto en Karabaj, en la frontera entre Armenia y Azerbaiyán se ha incrementado dramáticamente: batallas de artillería, incursiones de grupos subversivos, ataques mutuos. Particularmente, la parte azerbayana es más activa en la violación de los acuerdos internacionales. En las acciones agresivas de Azerbaiyán está está influyendo una Turquía neo-otomana, cuyo ministro de Exteriores Çavuşoğlu prometió "hacer todo lo posible para liberar los territorios ocupados de Azerbaiyán".

La lucha por Armenia

Los Estados Unidos y sus aliados europeos están luchando por influir en Armenia. En el verano de 2015, se organizaron en el país las protestas denominadas "elektromaydan". Los altos precios de la energía fue el pretexto que se utilizó para crear un movimiento de protesta con consignas contra el gobierno y anti-rusas (la compañía que elevó los precios forma parte del monopolio de electricidad, una filial de la compañía rusa "Inter RAO UES"). En el mismo año, un soldado ruso, Valery Permyakov, asesinó a una familia armenia. Esta tragedia también se utilizó para organizar masivas protestas anti-rusas, las cuales exigían la retirada de la base militar rusa en Armenia.  El asesino era seguidor de una iglesia sectaria- "neopentecostal" asociada a los neopentecostales norteamericanos.

Además de la presión por parte de los EE.UU. y la UE, estos países están tratando de involucrar a los líderes de Armenia en proyectos conjuntos. Dado que la cooperación con la UE es cada vez mayor dentro de los mecanismos de la Asociación Oriental, Armenia coopera con la OTAN. Así, en vísperas de la visita del presidente de Armenia a Moscú, en Bruselas, el 9 de marzo, los ministros de Exteriores y de Defensa de Armenia participaron en la reunión del Consejo del Atlántico, donde discutieron cuestiones de cooperación con la alianza anti-rusa. En este caso, Armenia se opone a la venta de armas rusas a Azerbaiyán. Mantenerse dentro de la Unión Económica Euroasiática no ha producido beneficios tangibles aún para Armenia, lo que socava la influencia de Rusia en este país.

El tema sirio

Lo más probable es que, además de las cuestiones de la seguridad y la economía, también se discutirá el problema sirio. Armenia ha aceptado 20.000 refugiados de Siria, en su mayoría representantes de la comunidad armenia. La prolongación del conflicto sirio traerá una nueva ola de refugiados.