Acciones de protesta en Macedonia

03.03.2017

La oposición neoliberal, con el apoyo de Occidente, está agravando la crisis política.

Frente patriótico

En Skopje, Stip, Kicevo, Veles, Kavadarci, Prilep, Kumanovo, Negotino y otras ciudades macedonias, las manifestaciones fueron organizadas por grupos de iniciativa ciudadana unidos bajo el lema "Por una Macedonia común". Los participantes exigieron el reconocimiento por la UE del Estado bajo el nombre de República de Macedonia, la organización de negociaciones sobre la adhesión del país a la UE y la OTAN (lo que parece extraño, porque la UE y la OTAN también son fuente de problemas para Macedonia), llamando al Primer Ministro de Albania y Bruselas para interferir en los asuntos internos de la República e "impedir la traición de los intereses nacionales de Macedonia".

Presión de la UE

Como de costumbre, la UE está tratando de dirigir esta crisis y utiliza la retórica democrática. Federica Mogherini, durante su breve visita a Skopje el jueves por la tarde, dijo: "Los partidos políticos deben reprimirse de cualquier retórica que pueda llevar al país a un conflicto étnico o político. Los actores políticos deben ser conscientes del hecho de que Macedonia es un estado multiétnico y los derechos de todos deben ser respetados. Para aquellos que no me conocen, promuevo la integración de toda la región en las estructuras de la UE. Los políticos deben continuar con sus negociaciones para la creación del gobierno. La situación es complicada y los líderes políticos deben hacer todo lo posible para salir de ella. Creo que es posible lograr una mayoría parlamentaria para superar esta crisis institucional ". Exhortó a las autoridades macedonias a dar un mandato al partido dirigido por Zoran Zaev.

La huella dactilar de Soros

Zoran Zaev, una figura clave de la oposición, es financiado por George Soros y apoyado por las potencias occidentales. Está intentando poner en práctica una política pro-albanesa en la política macedonia que es rechazada por la mayoría de los ciudadanos.

El presidente Ivanov se ha negado a dar el mandato a Zaev, porque sus intenciones están contra la soberanía de Macedonia.

Respuesta rusa

En una declaración, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia señaló: "Occidente, por manos de la minoría albanesa, está tratando de llevar al poder en Skopje a una oposición derrotada que suscribió un ultimátum para las demandas de los albaneses, conduciendo a la erosión de los fundamentos constitucionales del país. Los constantes intentos destructivos de imponer este circo desde el exterior, contrariamente a la voluntad de los votantes macedonios, sólo pueden agravar la situación. Es necesario detener la injerencia extranjera en los asuntos internos de Macedonia, y respetar el derecho de los ciudadanos macedonios a decidir su propio destino de acuerdo con los principios democráticos fundamentales ".